Nocturna 2016: Días 1 y 2: Las lecciones y el sexo.

Cuando lo bueno y lo malo que tiene un festival es precisamente saber a lo que vas, te puedes encontrar con pequeñas joyitas que suelen encontrarse en secciones paralelas, alguna sorpresa en la sección oficial y también películas que provoquen mayores carcajadas que sufrimiento.  En estos dos primeros días hemos visto ya cuatro películas: Dos de ellas horrorosas, pero  las otras dos nos han dejado un buen sabor de boca. Tanto Harvest Lake como The lesson, que no pertenecen a la sección oficial se pueden convertir perfectamente en películas de culto.

  • The offering (The Faith of Anna Waters, Kelvin Tong, Singapur, 2016)

Un despropósito lleno de tópicos y de lugares comunes.  No offering (permítanme la broma en spanglish) más que un refrito de sustos prefabricados, nutridos en una puesta en escena vacua y una sonorización irrisoriamente lúgubre. Esta historia de exorcismos en transito entre culturas, esta película de demonios globalizantes se cae como lo hicieron las lenguas y aquella torre de Babel excesivamente nombrada. Si tenéis oportunidad, no perdáis el tiempo viendo esta cinta de Singapur que tiene mucho más de El otro lado de la puerta que de El exorcista.

 

  • Harvest Lake

Scott Schirmer, que hace tan sólo dos años y en este mismo festival presentó una película malsana que nos dejó noqueados: Found, estrenaba este año  Harvest Lake (2016) en la sección Oficial Madness. De adolescentes (y no tanto) encantados de sus cuerpos despampanantes y de la noche en una cabaña perdida ya nos han hablado en innumerables ocasiones. De hecho la cosa empezó mal, la combinación parecía ganadora pero la propuesta era demasiado ligera, casi naif; los diálogos en muchas ocasiones eran tan risibles que parecía ir perdiendo el norte. Contra todo pronóstico inicial (quizás infudado, porque deberíamos haber creido en el realizador de Found) Harvest lake va modificando su forma hasta convertirse en una cinta personal y sumamente peculiar. Una película tan sexual como misteriosa. Tan en comunión con la naturaleza como sus bellos cuerpos. Discernir entre lo sexualmente apetecible y lo sórdido y meramente repugnante se hace un juego sensitivo mucho más enriquecedor que preguntarnos si el trabajo de etalonaje no es el correcto (y no lo es). Algunos críticos dicen que les recuerda a Under the skin, otros al Cronenberg inicial, incluso he leído que de alguna manera se va convirtiendo en un Anticristo pero lo que realmente hace grande esta película es que aún teniendo múltiples referencias es , sin lugar a dudas, completamente única.

  • Der polder.

Sin duda, la peor película vista hasta ahora, la más caótica, exasperante y erratica cinta, no sé si del día o de toda la seccion oficial. Der Polder (Julian M. Grünthal & Samuel Schwarz, 2015) tiene a priori, un argumento interesante en el que parece que nos inmiscuiremos en un videojuego para explorar recuerdos, heridas del pasado y deseos.  Polder desarrolla un guión vacío, confuso, insostenible, tedioso y vacuo. Intenta ser un experimento postmoderno sobre las nuevas tecnologías y sólo llega a ser una película que es mejor olvidar.

  • The lesson

The lesson puede ser, sin duda, la película de este año. De adolescentes (demasiado) atractivos, ninis de la vida, que no saben enfrentarse a sus profesores ni quieren ni creen que deban querer.

Ruth, su directora, ha conseguido algo muy importante: Mantener la tensión literaria (digo terrorífica) y el pulso narrativo. Que en una sociedad distópica y con una pérdida de  valores considerable, alguien decida tomar la sartén por el mango y educar a sus polluelos en la mentalidad abierta, el conocimiento y el respeto, parece maravllloso hasta que a alguien se le va de las manos y lo quiere enseñar por la fuerza. Está llena de tensión esta película, aunque el final es previsible y tan potito como los cuerpos de sus dos protagonistas, pero sin duda, la mayor lección es darnos a conocer que cuando hay pocos medios pero una buena historia, se puede hacer una pequeña gran película. Gracias a Nocturna por descubrírnosla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.