El sustituto (Oscar Aibar, España, 2021)

España, principio de los ochenta, Costa Blanca, un pequeño pueblo Denia y una comisaría de policía donde la aparente apatía reinante no logra ocultar los sórdidos acontecimientos vividos; hasta allí llega Andrés Expósito, un policía bregado en las calles del centro de Madrid, con una actividad brutal de ETA y la heroína empezando a ser un problema en las calles.

Pero mientras los habitantes de este pequeño pueblo siguen en la televisión del bar con un copazo en la mano el Mundial de Futbol de 1982 y en el más que posible triunfo del PSOE en las próximas elecciones todo ello en un contexto de cambio y deseada apertura al exterior; Andrés se enfrenta a toda una cadena de corruptelas en aras de preservar la apacible y más que rentable vida de un grupo de alemanes. Poco a poco irá descubriendo que este grupo de tranquilos y adinerados señores, son nazis invitados de honor del General Franco al que tanto habían ayudado a ganar la Guerra Civil y que una vez en la Jefatura del Gobierno de España les devolvía el favor en forma de protección y facilidades para empezar una discreta vida lejos de la justicia. Este estilo de vida conseguido, lo defenderán sin límites.

La lectura de los veredictos de Nüremberg, además de las simbólicas condenas a los más sanguinarios miembros del nazismo, incluye una siniestra lista de “in absentia”, locución judicial latina para explicar que el condenado no pudo ser localizado aunque hubiera pruebas de su crimen. Adolf Hitler optó por el suicidio con cianuro antes de ser capturado por los soviéticos pero la mayoría de mandos medios de familias pudientes que desertaron del ejército alemán, incluso antes de la entrada en Berlín de las tropas soviéticas, cambiaron las esvásticas y los juicios sumarios por la apacible vida en la Costa Española bajo el amparo de la dictadura franquista; donde consiguieron con la colaboración de caciques locales desarrollar rentables negocios, especialmente en el sector inmobiliario.

Oscar Aibar (coguionista y director de la cinta), gran conocedor de la Segunda Guerra Mundial, presentó en la sección oficial del Festival de Málaga, esta película basada en hechos reales y confiesa cómo se le ocurrió la idea: “Hace años una foto me llamó la atención desde la pared de un restaurante playero. En la imagen podían distinguirse algunos hombres sentados alegremente a una mesa, vestidos con uniformes alemanes de la segunda guerra mundial”, esto fue el inicio de su investigación donde descubrió también operaciones del Mosad (agencia de inteligencia israelí) en la costa levantina abortados por la policía española.

Andrés Expósito, Ricardo Gómez (Carlitos de Los Alcántara), se mete con la piel de un agente de policía con duro pasado, alcohólico pero honrado y creíble; le acompañan Eva Vidal, una joven doctora moderna e independiente interpretada por Vicky Luengo (Antidisturbios) y un derrotado compañero apodado Colombo, Pere Ponce; en un intento por acabar con la impunidad y los privilegios de que disfrutan y hacer justicia.

Los tres con estupendas interpretaciones sobre todo ellos y un cuidado diseño de producción que ayuda a la inmersión en la época.

Todos los intérpretes ayudan a dar cuerpo a este Thriller, destacaría a Susi Sánchez en su papel de médica mayor y sobre todo a Joaquín Climent, un corrupto jefe de policía.

Tanto Ricardo Gómez como Vicky Luengo, nacidos en los 90 han manifestado que desconocían esta parte de nuestra historia, incluso que les parecía increíble, por eso es tan importante rescatarla.

La película acaba con esta frase:

“Cada dos o tres generaciones, tendemos a olvidarnos de las desgracias que nos han ocurrido”.

 

Premios y Festivales: Festival de Málaga: Sección oficial

 

 

Sinopsis: Año 1982. Un joven policía curtido en los barrios más duros de Madrid acepta un destino en un pueblo de mar con la esperanza de curar a su hija y, de paso, ganar algo de tranquilidad. Una vez allí, se ve envuelto en la investigación del extraño asesinato del inspector al que ha de sustituir. Las pesquisas le llevarán hasta un hotel playero donde una comunidad de ancianos nazis, reclamados por muchos países por crímenes contra la humanidad, vive un retiro paradisiaco y feliz.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.