Spencer (Pablo Larraín, Reino Unido, 2021)

Spencer, película presentada en los Festivales de Venecia y San Sebastián, es un biopic de Diana Spencer, princesa de Gales después de su boda con el heredero a la corona británica. La cinta se centra en los tres días que transcurren durante las vacaciones de navidad de los Windsor en su finca de Sandringham en Norfolk en 1991, serán las últimas navidades antes del esperado divorcio entre Carlos y Diana.

Dibuja a una mujer deshecha, al borde de la locura, con peligrosos trastornos, atrapada por el estrecho corsé que impone La Corona, rodeada por los que ella siente como enemigos y de los que no puede o no sabe cómo escapar y buscando cómplices entre los miembros del servicio que deben fidelidad a La Reina. Con un marido distante de ella, su amante Camila al acecho, su única alegría son sus hijos, a los que en ocasiones quiere salvar de su destino y cuyo amor es lo único le salva.

Luego está la familia real británica, ridícula, anticuada, con arcaicos protocolos e imposibilitada para la puesta al día; donde la cotidianeidad se ve aplastada por el peso de la tradición y un ejército de sirvientes hacen realidad esa locura.

El director Chileno Pablo Larraín que ha abordado en otras ocasiones figuras históricas de renombre, Jackie en 2016, en esta película hace una fábula, en ocasiones de terror, de una tragedia real y sobradamente conocida, centrándose en el universo de angustias que arrastra la princesa de Gales y en su identificación con la figura de Ana Bolena en su martirio. No es difícil elucubrar con posibles conspiraciones, después de conocer su trágico final.

La película es Diana, interpretado por Kristen Stewart con maestría, aunque en ocasiones caiga en la caricatura del personaje. Utilizar el apellido de soltera de Diana como título es toda una declaración de intenciones, la Casa Spencer tan increíblemente cerca del Castillo de los Windsor, se convierte en un personaje más donde Diana da rienda suelta a todas sus alucinaciones, muestra la nostalgia por su padre y por una infancia alegre y tal vez feliz. Destaca el cuidado vestuario de Diana y la fotografía del interior, exterior del Castillo, las escenas de caza y todo el universo de las cocinas. Quedan fuera otros aspectos del personaje, como el retrato que difundieron las revistas del corazón como joven enamorada en su boda con el príncipe Carlos y el acceso a una vida de privilegios que luego parece aborrecer; ni su tácita obligación de preservar la longeva institución monárquica británica, que el príncipe Carlos le recuerda en alguna ocasión, invitándola la vivir dos vidas como hace él, una pública y otra privada.

El director ha revelado al ser entrevistado, que quería hacer “una película que le gustara a mi madre”, espero que así sea porque cuesta suponer que a la familia real británica le haya gustado el esperpéntico retrato que se hace de ellos. El director se ha centrado en el dolor y desubicación de Diana, pero envía también un mensaje antimonárquico, al mostrar un Institución tan cara y obsoleta.

 

 

Sinopsis: Biopic de Lady Di que cuenta la historia de un fin de semana crucial a principios de los años 90, cuando la princesa Diana -de nombre Diana Frances Spencer- decidió que su matrimonio con el príncipe Carlos no estaba funcionando, y que necesitaba desviarse de un camino que la había puesto en primera fila para algún día ser reina… El drama tiene lugar durante tres días, en una de sus últimas vacaciones de Navidad en la Casa de Windsor en su finca de Sandringham en Norfolk, Inglaterra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.