Skin (Guy Nattiv, Estados Unidos, 2019)

Guy Nattiv presenta a un increible Jamie Bell en una historia basada en hechos reales después de conseguir el premio oscar al mejor corto de ficción con su anterior película de título homónimo.

El director israelí Guy Nattiv ganó el premio Oscar al mejor cortometraje con otro Skin, quizás el peor de los cortometrajes nominados en 2018, entre los que se encontraban dos enormes trabajos como Madre de Sorogoyen (mejor cortometraje español en los I PREMIOS CINEYSEFELIZ o Fauve (Mejor cortometraje del resto del mundo en los II Premios Cineysefeliz). Skin era un cortometraje ofensivo en el que a ojos de un niño se asistía a la contemplación de un grupo de extrema derecha en el que estaban sus padres, para llegar a un final metafórico, doloroso y polémico, que genera todo tipo de reacciones.

En este largometraje se amplía el universo del corto y se consigue desarrollar un personaje mucho más cautivador, el interpretado por el otrora protagonista de Billy Elliot. En una cinta sobre la redención, la culpa, la reinserción y el amor como fuerza catalizadora para volver a comenzar. También a nivel metafórico y doloroso asistimos a un proceso catártico de eliminación de los tatuajes supremacistas, en clara alusión al cortometraje anterior.

Skin es un camino tortuoso hacia la esperanza, hacia la luz, quizás demasiado sencillo, naif y con pocos matices, muy maniquea y poco creíble, eso es especialmente doloroso en una historia basada en hechos reales. Pero lo cierto, es que la película merece ser vista por las interpretaciones de Jamie Bell y de Vera Farmiga. La fuerza de Bell es indescriptible, debajo de todos esos tatuajes, debajo de todas esas contradicciones, hay una mirada de un ser que sufre, de un hombre que fue, es y quiere ser otro.

Premios: Festival de Toronto: Premio FIPRESCI (Special Presentations)

Sinopsis: Un hombre joven desamparado, criado por cabezas rapadas y conocido entre los supremacistas blancos, da la espalda al odio y a la violencia con la esperanza de transformar su vida. Para ello, cuenta con la ayuda de un activista negro y de la mujer a la que ama… inspirada en hechos reales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.