LÚA VERMELLA (Lois Patiño, España, 2020)

Se estrena en cines el 30 de octubre el nuevo trabajo en la dirección del ya archiconocido tras O que arde cineasta gallego Luis Patiño, quien hace unos años nos regalo Costa da morte. Esta vez presenta un documental donde se la vuelve a jugar con el cine más experimental.

La película ha obtenido el premio al mejor documental en el Festival de cine de Málaga después de presentarse en febrero en la sección Forum de la Berlinale.

Cuando un cine se desprende de los elementos narrativos, cuando lo que narra son las imágenes y los sonidos, precisa mucho más del espectador. A veces le atrapa de una manera visceral, otras queda completamente fascinado y embelesado por lo que contempla, realiza un viaje hacia el surrealismo, la experimentación y en algunas ocasiones el metraje no consigue ni sorprender, ni dejar embelesado ni siquiera consigue mantener despierto lo que dure la proyección a sus sufridos espectadores. No ha sido el caso puesto que Lúa vermella cuenta con una poderosa fotografía que esta vez es responsabilidad directa de su director.

Nos trasladamos a la galicia costera donde ha desaparecido un buzo y existe un monstruo marino.

Un pueblo costero gallego. Un monstruo marino. Un buzo desaparecido. Con ritmo pausado e impresionante simbolismo visual, Lua vermella supone un magistral ejercicio de creatividad y uso de fotografía al servicio de la creación de una hipnótica atmósfera, la cual se apoya en el folclore y leyendas gallegas, así como sus preciosos paisajes atlánticos.

Esta vez el terreno experimental sale realmente al exterior y nos encontramos en la esencia de Olivier Laxe una película bella, densa, juguetona y onírica que nos evoca a lugares no conocidos y a tiempos donde meigas y seres tenebrosos habitaban. La naturaleza habla y precisa ser escuchada. Contemplada más como un videoarte y eh ahí mi crítica, creo que lo que Patiño y sus programadores aún no han entendido es que su público, al menos el de este film, no está en salas de cine al uso, o comerciales sino en Filmotecas o museos. Ritmo pausado, denso, simbolismo estético, lleno de metáforas y de otras figuras literarias y artísticas. Atmósfera hipnótica e impresionante ejercicio de libertad creativa donde las leyendas, los cuentos y el folclore se dan de la mano. Por lo demás, radical propuesta magistralmente dirigida, iluminada y con un sonido envolvente también. Otra cosa es que no convenza esta esencia. Juzguen ustedes.

Sinopsis: El tiempo parece detenido en un pueblo de la costa de Galicia. Todo el mundo está paralizado, pero aún podemos escuchar sus voces: hablan de fantasmas, brujas y monstruos. Tres mujeres aparecen y empiezan a buscar a Rubio, un marinero que ha desaparecido recientemente en el mar.​

Nota: 5

 

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.