II Cine por Mujeres: Una sorprendente sección oficial

Por segundo año consecutivo, comienza en Madrid la II edición del Festival de cine por mujeres, con las sedes habituales: Sección oficial en el Círculo de Bellas Artes, Películas hispanas dirigidas por mujeres en la Casa de América, cine español con mirada femenina en la Sala Berlanga, el Foco que este año es de cine suizo, en la Academia de cine Española y las películas dirigidas por cineastas árabes en Casa árabe. Además el Palacio de la prensa ha acogido la inauguración con la presencia de la vicepresidenta del gobierno Carmen Calvo y la proyección accidentada de la película Becoming Astrid y Filmin proyecta en colaboración con el Festival una serie de películas dirigidas por mujeres y proyectadas en la I o en la II edición de este festival.

  • Becoming Astrid

Quizás la peor decisión de una loable sección oficial haya sido la de permitir que una película tan simple, plana y olvidable como Becoming Astrid abriera el certamen. La película dirigida por la danesa Pernille Fischer Christensen (En Soap, Alguien a quien amar) pero con producción sueca es un biopic sobre la creadora de un personaje tan universal y personal como Pipi Calzaslargas. Y no hay nada más allá de la interpretación de la protagonista que nos haga recordar la película con ilusión, Es un piopic maniqueo, vacío y muy academicista. Una película de época al estilo británico, sin alma ni voz propia, que parece usar el tener un hijo como leitmotiv feminista.

  • La higuera

El segundo día y ya con la sede oficial por segundo año consecutivo del Círculo de Bellas Artes, y con la presentación diaria de Beatriz Montañez, comenzamos con esta película dolorosa y familiar abocada a contar una historia de amor adolescente dentro de una guerra civil. Lo hace de una forma loable pero sin la garra de una temática que podría haber dado mucho más de sí. De todas maneras se alzó con el premio a la mejor directora de Toronto. La cinta tiene astucia en el desarrollo de los acontecimientos aunque con un ritmo pausado que parece llevarnos a una película de autor, pero acaba y no hemos encontrado esa mirada personal y única.

  • Microhabitat

Microhabitat se convierte, casi sin saberlo, en un producto fresco, coreano, por supuesto y dolorosamente bello, aunque contado en tono de comedia sobre una mujer al margen de la sociedad, que prefiere dar rienda suelta a sus pasiones: el tabaco y la bebida en lugar de alquilar un sitio en el que vivir. La película es una sucesión de noches pasadas en casas de amigos con los que se reencuentra para que le dejen un lugar en el que hibernar. A cada cual más variopinto, más extravagante y más abrumador. Ella sólo quiere paz y tampoco hace daño a nadie, es consciente de su decisión y sólo pide ayuda para los que no la juzguen. A veces, eso es muy difícil. El guión y los diálogos son interesantes y la interpretación de ella también. El ritmo y la manera de adentrarnos en la historia es muy coreana, por lo que toda la película es amena, pero no destaca una mirada concreta ni una dirección demasiado estilizada. Aún así todo un puntazo del certamen por su inclusión.

  • The kindergarden teacher

La película gustará más a extraños que a propios porque es sencillamente un mainstream americano de una película de autor europea que nos descubrió al cineasta israelí Nadav Lapid, último ganador del Oso de Oro en Berlín por Synonimes. Si algo destaca en este remake es la interpretación protagonista de la siempre interesante Maggie Gillenhaal, pero no consigue atraer y atrapar con una historia tan poderosa como lo hacía su predecesora israelí La profesora de parvulario. Una profesora que descubre que dentro de uno de sus niños de cinco años existe un increible poeta al que utiliza para sus clases de escritura creativa capitaneadas por un Gael García Bernal bastante caricaturesco. No hay desarrollo de personajes y el guión es maniqueo y manipulador, sobre todo en sus personajes secundarios. Es una pena, porque partía de una base maravillosa. 

  • Las niñas bien

Premios a la mejor película iberoamericana, montaje y guión en el Festival de Málaga, premios excesivos a esta película mexicana que si que consigue atraer al hacernos llegar a un mundo de clase alta que nos recuerda al de la fallida pero mastodóntica La grande belleza de Paolo Sorrentino. Alejandra Márquez Abella ya supo generar una absoluta tormenta en una aparente familia en su ópera prima: Semana Santa. Ahora lo único que lo mueve todo es el dinero. Se trata de una comedia romántica con escenas con un guión brillante que consigue preguntarnos por nuestras metas individuales y como sociedad en el mundo cosmopolita, deshumanizado y material del hoy. 

  • Miami

Es toda una sorpresa finlandesa, con un reparto encabezado también por dos mujeres y se convierte al principio en una historia dramática sobre dos hermanas que se recuentran con los clubs de carretera y los striptease como tema de fondo; y se va convirtiendo poco a poco en un thriller sorprendente, lleno de acción, suspense y mucha adrenalina, una huida hacia delante con dos féminas completamente empoderadas en su propia suerte. Sería un buen estreno europeo en nuestras carteleras.

  • Figlia Mia

Figlia mia es una película italiana que a través de una pelirroja y pecosa niña nos plantea un dramón del copón: Madre natural desquiciada, con problemas mentales, sin tapujos sexuales, que quiere recuperar a una niña a la que no sabría educar ni mantener y que dejó en manos de otra madre, la adoptiva, todo amor, todo delicadeza. El ying y el yang de siempre. Y el cómo elegir. Aunque a lo mejor no hay que elegir nada. Todo está calculado

  • The miner

Potente melodrama estonio preseleccionado al Oscar que consigue evitar precisamente los toques ñoños en una película que perfectamente podría haberlo hecho. Está basada en una historia real que nos aboca a la memoria histórica, el hallazgo en una mina de una tumba datada de la II Guerra Mundial de la que no se tiene constancia y que se quiere simplemente tapiar sin buscar la identidad de las personas que allí hay enterradas y, sobre todo, la investigación sobre lo que allí realmente ocurrió. La mirada es muy clara y objetiva, no cae en maniqueismos, consigue  exponer una profunda reflexión sobre los hechos y atrapa, porque emociona.

  • Le vent tourne

Curiosa mezcla de triángulo amoroso para hablar de una vida completamente alejada de la gran urbe. Una cinta que parece ser un telefilm de Antena 3 más hasta que entendemos porque venía de Locarno y consigue extrapolarnos a ese mundo de cuento de hadas de ese lugar sin wifi, todo verde, sin distracciones, sin obsesión por el consumo y por la materia, llena de plantas y de animales, pero en realidad con los mismos fantasmas, problemas y olvidos que en cualquier otro “microhabitat”. Al final la elección entre un hombre u otro no es más que el punto de partida para llegar a tomar la decisión más difícil de todas, para nuevamente empoderar a la mujer y hacerle dueña de su vida, sin necesidad de compartir nada, si es que ella no lo desea.

  • 3 days in Quiberon

Para la última película de la sección oficial nos hemos quedado con la alemana 3 days in Quiberon que después de concursar en la Berlinale, consiguió contra todo pronóstico batir a dos pesos pesados de la industria de cine alemana en los Premios de cine alemá: Fatih Akin (En la sombra), Valeska Grisebach (Western) y una de las mejores películas para nuestra web el año pasado El capitán, además de las que completaban la criba y que tuvieron grandes audiencias en su país: La revolución silenciosa y A la vuelta de la esquina. Pues ganó 3 days in Quiberon y se llevó siete estatuillas, también mejor música original en los Premios de cine Europeo. Rodada en Blanco y negro, la película se mete en la vida de la polémica actriz Romy schneider en sus últimos tres días de vida durante los cuales concedió una entrevista póstuma a una revista alemana, en la que supuestamente iba a poder expurgar sus pecados, sus polémicas y, por primera vez, ser consecuente consigo misma. Tiene una fotografía y una música deliciosas y, sobre todo, una interpretación protagonista (Marie Baumer) fascinante y magnética.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.