25 LESGAICINEMAD 2020: Nuestras películas favoritas

25 años cumple el certamen de cine Lgtb madrileño. 25 años trayendo a nuestras pantallas historias protagonizadas por hombres y mujeres que se quieren: hombres y mujeres que no saben lo que quieren o, por ejemplo, hombres o mujeres atrapados en un cuerpo que no es el suyo. Por cierto: Muchas felicidades. Estas son entre todos los largometrajes, documentales y cortometrajes nuestras preferidas de este 2020:

  • PORT AUTORITHY

Película norteamericana que concursó en la sección Un Certain Regard de Cannes de 2019 y que se convierte en nuestra película favorita del certamen y también la elegida por el Jurado como mejor película. Sin florituras, sin dramatismos, con fluidez y con sensibilidad, la cinta permite que descubramos in situ las casas de baile de Nueva York, que se han dado a conocer al gran público a través de series como Pose o programas como Ru Paul. Una historia de amor, deseo y admiración entre dos personas de mundos opuestos, una de ellas llena de prejuicios. Cuando el cuerpo no acompaña, cuando tu imagen mental de aquella persona que amas no se corresponde físicamente con lo que deseas, se debe producir un punto de inflexión. Esta película invita a la reflexión a ese respecto y nos traslada a esos años en donde todo era posible.

Una historia de amor ambientada en el mundo de los salones de baile de Nueva York. Paul es un joven de 20 años que, recién llegado a la Gran Manzana, fija su atención en Wye, una muchacha de 22 años que camina a su aire por la calle. Después de buscarla en secreto, entre ambos se desarrolla una apasionada historia de amor que está a punto de terminar cuando Paul descubre que Wye es, en realidad, una chica trans.

  • SUK SUK

Premio del jurado a la mejor interpretación masculina protagonista para la pareja maravillosa conformada por estos dos seres de luz, ya ancianos, que viven un pequeño romance, una pequeña historia de acompañamiento, de reconocimiento, en su edad adulta, con sus respectivas vidas ya asentadas. El poder del amor cuando ya parecía que no habría nada. La nostalgia de saber que todo lo que pudieron sentir y vivir ya se perdió y ahora sólo les queda recuperar el tiempo perdido. Es una delicia sin aspavientos. Bien ejecutada y deliciosamente interpretada.

Retrato de las relaciones homosexuales entre dos hombres en sus mejores años.

  • LAS MIL Y UNA

Mención especial del Jurado, que también lo fue en la sección Horizontes de San Sebastián y sección oficial en Mar de Plata y sección Ismos en Huelva. Una de las películas latinas más importantes del año para hablarnos de los primeros amores. Una relación de fascinación entre dos muchachas. Clarisa Navas sabe conseguir que empaticemos con la perdida Iris y que realicemos junto a ella todo su periplo personal y vital.

Iris, de 17 años, ha sido expulsada de la escuela y pasa los cálidos días y noches con sus dos mejores amigas, sus primas, en habitaciones estrechas, jugando con su teléfono móvil o en las calles vacías de la ciudad. Cuando Renata, fría y segura de sí misma, entra en escena, Iris queda fascinada, y no pasa mucho tiempo antes de que comiencen a coquetear. Pero en la zona, los rumores sobre el pasado de Renata son cada vez más fuertes.

  • CORTOMETRAJES: LO EFÍMERO, FERNÁNDEZ PRATSCH Y POR DONDE PASA EL SILENCIO

Grandes cortometrajes en la sección oficial de este año, nos quedamos con los dos ganadores que consiguen de una forma poética y un tanto metafórica hablar de lo que se pierde, de los instantes a disfrutar y que se pierden en el olvido; de lo importante de apostar por las personas a las que queremos aunque caigamos en el abismo. Lo efímero de Jorge Muriel consigue trasladar a la pantalla esos instsntes mínimos, esa delicadeza y esa fragilidad que todo lo puede calibrar hacia uno de los dos resultados, vengan a ser: amar o perdérselo. Por su parte Por donde pasa el silencio nos habla de esos instantes ya perdidos en los que todo se pudo arreglar pero no se pudo. El cortometraje documental Fernández Pratsch nos sirve además como espejo de lo que es el activismo lgtb y cómo se puede expandir. A través de una historia única de un personaje curioso para el propio colectivo. Viajamos de España a Alemania y descubrimos un abanico de posibilidades a la hora de amar, convivir, desear y ser feliz haciendo lo que a cada uno le mueve.

  • MARCO BERGER

El cine de Marco Berger es un cine de la admiración de los cuerpos, el deseo masculino, la excitación de la mirada. Como si de un Visconti se tratara, Berger hace de la contemplación su punto de partida y de la sobreexcitación y el deseo de posesión sexual su meta. Con ello transita el tortuoso camino de la espera y nos regala una mirada única. La del voyeur experimentado a la caza de cuerpos de efebos y la del maduro necesitado del cuerpo juvenil, excitante, marcado y atlético. De El cazador pasando por Un rubio, siguiendo por el resto de su filmografía,  Berger consigue dotar a sus historias de una mirada propia y única que se va atando a nuestra propia contemplación de ávidos espectadores, solícitos de carnaza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.