21º Festival de cine alemán de Madrid: Dresen en la Inauguración

La 21ª edción del afamado y apreciado Festival de cine alemán de Madrid ha dado ya comienzo nuevamente en el Palacio de la prensa. Una semana de cine alemán que suele traernos delicias encubiertas y que simboliza el disfrute máximo de una compañera y amiga Sofia (de Lapelículadeldia).

Y sin embargo, cualquier tiempo pasado fue mejor, nada es lo que era, o al menos eso parece.

Empezamos el festival con un cambio de fechas, se adelantaba aproximadamente dos semanas y lo celebramos porque así no nos coincidía con Filmadrid. El segundo cambio fue sustancial: Ya no dispondríamos de la Sala 1 del Palacio de la Prensa más que en la película de inauguración ni en la matinal infantil con los colegios. Las películas se repartían entre la sala 2 y 3 del Palacio, las salas “sin mandanga” de la Muestra Syfy. Para continuar, algunos compañeros que no pudieron ir al pase matinal de prensa de la película de inauguración Gundermann de Andreas Dresen y que fueron al de la tarde, tuvieron que pagarse la entrada de 8 euros, en una decisión del departamento de prensa, lamentable. Para finalizar, este año, parece que no nos proporcionan links de las pelis que no podamos ver durante el certamen, haciéndonos mucho más difícil poder realizar una cobertura correcta del Festival. Desde Cineysefeliz sabéis que valoramos el trabajo de todos los profesionales y su entrega desmedida porque los certámenes salgan adelante, pero lejos de ocultar cuando las cosas no funcionan, queremos también hacernos eco, con el objetivo de dejar constancia y de que en el futuro no se vuelvan a repetir.

Quizás lo más negativo de todo sea la elección de cintas. Cierto es que la fiesta del cine alemán que cumple su mayoría de edad mundial (21) comenzaba con la última ganadora del Lola a la mejor película, el biopic musical de un compositor alemán que ocultó sus filtraciones a la policía de la Stasi: Gundermann del aclamado Andreas Dresen, pero su resultado nos ha dejado más bien fríos.

La cinta es correcta en su ejecución y cuenta también con una notable interpretación protagonista pero es algo ambigua en su guión con un pretendido montaje alterno que acaba por despistar al espectador más curtido. Lo bueno y lo malo de Gundermann es que no se opta por el biopic al uso, sino que se plantea el guión como si fuera un diario de recuerdos, una concatenación de hechos que nos permitan conocer como era la extraña y convulsa personalidad del compositor y cantante que nació en 1955 y murió en 1998. Gerhard, conocido como Gundi es tan extravagante y diferente como lo es su música, pero el guión consigue despistar a cualquiera.

Algunas escenas parecen completamente excesivas y sin explicación porque carecen del hilo narrativo continuo que precisaría haber contado sus causas y sus efectos. Se cuentan los hechos en sí, sin mayor desarrollo, por lo que más bien debiera llamarse Pinceladas de Gundi.

Además la película no sabe si quiere llegar a ser Alabama Monroe o La vida de los otros, entiéndase que no digo que se parezca a ninguna de las dos películas, sólo que muchas veces tienen el tono jocoso, romántico de un biopic musical al uso y otras, se pone seria y nos habla de la culpa, de la sociedad, de la política, de la Stasi, sin aviso ni nada, se lanza a la piscina de esa manera tan enraizada sin freno ni dilaciones.

La película habla más de las decisiones que te persiguen a lo largo de tu vida, de los logros alcanzados sin saber si necesitabas esos logros o sin saber realmente lo que se ha logrado. En definitiva, de vivir errando en cada paso dado, como si la vida fuera una carrera de obstáculos y siempre que alcanzaras la meta te hubieras confundido de final. Un 6 la peli, un 3 el Festi. Espero que nos depare alguna que otra alegría una programación que al menos a primera vista, parece mucho más pobre que lo habitual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.