17ª Muestra Syfy: The lodge, Color out of space, Rabid y más

En el tercer día de la Muestra Syfy, en esta 17 edición, teníamos dos de los pesos pesados de este año. Por la mañana algunos pudieron asistir en VOSE, sin que sirva de precedente, al estreno de la nueva película de Trolls. Trolls 2: Gira Mundial.

The Cleansing hour

Un reality divertido en torno a supuestos exorcismos en directo es el foco de apertura de un espíritu demoniaco que se instala en el cuerpo de la actriz protagonista. La película que se traduce como  La hora purificadora, dirigida por Damien LeVeck nos cuenta la historia de dos amigos que crean este show televisivo que se va haciendo cada vez más famoso gracias a las redes sociales y que alcanza su cénit en directo con una posesión real. Utiliza sus estratagemas de una forma muy superflua y la película se queda en un ejercicio de disfrute, de contemplación de show, que no va más allá. Es feísta y no sale de esa habitación apenas, pudiendo explorar mucho más las herramientas de redes 

Dos emprendedores millenials amigos desde la infancia luchan por captar éxito y espectadores con un programa ficcionalizado de posesiones, en el que Max interpreta el papel de un apuesta cura validado por el Vaticano. Tras unas entregas de caída en seguimiento social, lograrán un pico histórico de audiencia al lidiar en directo con una posesión real vinculada estrechamente con la infancia de ambos amigos. Alegoría ácida sobre las obsesiones y la dependencia con el fenómeno fandom y la audiencia virtual de la mano argumental de un programa de farsas hecho realidad, dónde dos amigos deberán cerrar sus heridas del pasado para derrotar a un satánico enemigo común. Gustó esta película, que servidor considera bastante mala. Principalmente por su fotografía, realización, interpretaciones y uso de la banda sonora, más propios de una serie del canal Syfy. Se alarga en demasía y recurre a clichés casposos en su drama un tanto deplorables. Pero es ruidosa, ambiciosa en guión e impredecible, y tan ajetreada y ruidosa que da para no aburrirse.  

Millennials y emprendedores, Drew y Max se dedican a transmitir exorcismos en directo, aunque, en realidad, las posesiones no son nada más que una puesta en escena. Hoy el destino les tiene reservada una vuelta de tuerca: la actriz protagonista del show ha sido poseída por un demonio de verdad, que alberga misteriosas intenciones. Para colmo, la víctima de la posesión es la novia de Drew.

Rabid

Sin ver Rabia de Cronenberg, realizar un remake de la cinta podía llevarnos a desear ver la original o convertirse en un simple pasatiempo para una tarde de sábado rodeado de mandanguers en una sala de cine. al final la película canadiense sin demasiadas novedades en el terreno terror, no consigue sorprendernos pero nos entretiene, consigue momentos de tensión y si que nos hace pensar que habrá realizado hace décadas el maestro Cronenberg en la película que le precede, Podemos decir que el obejtivo está conseguido, si bien el desarrollo es plano y el apartado técnico parece brillar por su ausencia. Le falta una buena dirección a esta historia y una mejor intérprete protagonista, quizás Cronenberg consiguiera en el pasado ambas cosas.

Rose (Laura Vandervoort) es una mujer tranquila y modesta que sueña con ser diseñadora de moda. Un día sufre un accidente que la deja prácticamente irreconocible, por lo que sus sueños se van al traste de la noche a la mañana. Desesperada por recobrar su aspecto, acepta someterse a un tratamiento experimental con células madre que no sólo recompone su piel, sino que la convierte en una mujer de una tremenda belleza. Sin embargo, cuando atraviesa su mejor momento en la vida tras la operación y piensa estar en la cresta de la ola, las cosas comienzan a torcerse. Pronto aprenderá que todo en la vida tiene un precio… Remake de “Rabid”, dirigida originalmente por el aclamado David Cronenberg en 1977.

https://www.youtube.com/watch?v=QP9KgL0A4vw

The lodgge

Severin Fiala, Veronika Franzl, responsables de Goodnight Mommy, que también vimos en la Muestra Syfy, se han marcado este año, sin duda, la mejor película de esta edición y una cinta que nos hace replantearnos qué hacemos con los comentarios de la Sala 1. Para aquél que lo desconozca, la Muestra Syfy es un lugar con sus propias reglas que desde hace año tiene un público muy reconocible, asiduo y ávido de vísceras y de muertes, lo típico en un festival de cine de terror y fantástico. Pero también es conocido por proferir gritos, insultos, aspavientos a la pantalla en según qué ocasión. Cuando la película es lo suficientemente ridícula, el divertido público la acompaña de cánticos de otras ediciones, otras películas, con un lenguaje propio que nos hace desde hace años a aplaudir por ejemplo cada vez que sale la luna. Eso era siempre respetando el tempo y la forma de algunas películas que al ser más autorales, no sólo no precisaban de esos cánticos, sino que los rehuían. Pero desde hace dos años, la Muestra se ha convertido en el y tú más, un lugar donde al menos la Sala 1 es imposible ver una película en silencio, por mucho que sea buena, por mucho que genere una atmósfera propia e increible. ¿Os imagináis ver así El resplandor? La Muestra es muy placentera, pero lo es para películas esencialmente malas. En la Muestra se disfruta sobre todo productos tipo Sharknado o este año cualquier slasher malucho, etc. La conclusión es que esta 17 edición, nos han arruinado el visionado de una película compleja, adulta, con un atmósfera, dirección y montaje cuidados y estilizados. El uso y tratamiento de la luz es portentoso. Y algunas escenas son de lo mejor del género en los últimos años. La interpretación de los niños y de la mujer protagonista también es sublime, pero destaca sobre todo una dirección magistral que consigue generar ese mal rollo incipiente casi desde la escena definitoria. 

Una mujer (Riley Keough) que está apunto de convertirse en madrastra se encuentra atrapada, junto a los dos hijos de su prometido, en una casa alejada de la civilización por culpa de una fuerte nevada. Justo cuando la relación entre los tres empieza a florecer, la mujer adopta una actitud aterradora que proviene del adoctrinamiento religioso que sufrió en su dura infancia.

https://www.youtube.com/watch?v=mWW6MdSkGs8

Color out of space

Mucho más esperábamos de este entrañable cuento de Lovecraft, con un Nicolas Cage estrambótico, exagerado y esperpéntico. Recordemos que el año pasado en la II edición de nuestro festival de críticos Unknown, vimos la alemana Die farbe que también estaba basada en dicho relato, Ambas son delirios pero en este caso utiliza los neones para trasladarnos a un espíritu ochentero en el que todo parece más colorido y extravagante. Escenas cómicas que no consiguen elevar el estilo de la película. Y al final se pierde en sus intenciones, sin saber muy bien a dónde quiere llegar.

Un meteorito se estrella cerca de la granja de los Gardner, liberando un organismo extraterrestre que convierte la tranquila vida rural de la familia en una pesadilla colorista y alucinógena. Uno de los relatos más emblemáticos de Lovecraft llega al cine de la mano de Nicolas Cage y Richard Stanley.

Satanic Panic

La sesión golfa de la noche, para una película de serie b casi, sobre una chica que buscando su propina al repartir una pizza se encuentra con una  secta que desea asesinarla por su virginidad. Vacía, entretenida, pero muy prescindible. En realidad, si no fuera por The lodge, el día muy simple, aprobado, pero por los pelos.

Una repartidora de pizza que sufre una importante crisis económica se ve obligada a luchar por su vida (y por sus propinas) cuando reparto su último pedido a una sociedad oculta de seguidores de Satán que andaban buscando a una virgen para realizar con ella un sacrificio humano.

https://www.youtube.com/watch?v=440HIlpMODQ

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.