17ª Muestra Syfy: Día 1 con Bacurau, Synchronic y Blood Quantum

De peor a mejor os vamos a ir desgranando estas tres piezas que hemos visto hoy en la Muestra Syfy:

Blood Quantum

Los muertos están volviendo a la vida en la reserva natural de Mi’gMaq de la comunidad de Red Crow. Los únicos que parecen ser inmunes al extraño virus que se está propagando son los indígenas que habitan la zona.

Lo peor que podemos decir de esta película es que no nos acordamos de ella. Fue la primera que vimos y la cinta es tan insulsa, sosa, impersonal que lo único que recordamos de la misma son las escenas finales de un abuelete ninja luchando contra portadores de un virus maligno, cuales zombies, el clímax de la película es divertido, entretenido y con acción; el resto es un deambular a esa parte sin frenos y sin vehículo propio. Sin sello. Una pérdida de tiempo

Festivales: Festival de Toronto: Sección Locura de medianoche: Finalista Premio del públic

Synchronic

Dos paramédicos de Nueva Orleans ven cómo sus vidas cambian de la noche a la mañana tras descubrir una serie de terribles muertes, al parecer causadas por una nueva droga de diseño que está causando estragos en la ciudad.

Los directores responsables de Spring o The endless regresan a la muestra Syfy con una historia sobre una droga que permite realizar viajes en el tiempo y que con la pérdida de sus efectos pueden dejar a sus cobayas perdidas en otras dimensiones, lugares o épocas. La cosa adquiere un aire de epopeya cuando la hija del amigo de un enfermo terminal desaparece tras su consumo. Cinta entretenida, buena tensión manifiesta y quizás demasiado edulcorada al final, una peli bromance, de las que estamos un poquito hartitos, pero encima con altas dosis de machismo y donde el papel de la mujer siempre es para regañar a los hombres o para pedir y gritar poder ser rescatadas. Prescindible pero amena.

Bacurau

En un futuro cercano. El pueblo de Bacurau llora la muerte de su matriarca Carmelita, que falleció a los 94 años. Algunos días más tarde, los habitantes se dan cuenta de que el pueblo está siendo borrado del mapa…

Premios: Festival de Cannes: Premio del Jurado (ex-aequo)

                Sitges Film Festival: Mejor dirección, Premio de la Crítica y Jurado Joven

                Festival de La Habana: Mejor música original

Dirigida a cuatro manos por Kleber Mendoça hijo y Juliano Dornelles, esta película que aunó unas críticas estupendas en su pase en Sitges y el Cannes, consiguió ex aequo el Premio del Jurado de este último junto a Los miserables. Kleber Mendoça hijo es el responsable de una de las mejores cosas que le han pasado al cine brasileño en los últimos años: Aquarius. Alli también con una incomensurable Sonia Braga. Aquí se abraza a la vida con sus incongruencias en una voraz crítica contra el capitalismo más salvaje, que parece un canto en contra del gobierno de Bolsonaro. Una cinta atemporal, inquieta, novedosa, juguetona y con una mezcla de géneros variopinta y estimulante. Un western postmoderno con marcado carácter Syfy en el que Kleber Mendoça demuestra sus dotes como narrador y se nutre de una jugosa, violenta e inesperada burla a los gobiernos autoritarios. Con imágenes que recuerdan a Quien puede matar a un niño por el aparente pueblo solitario y a un Berlanga casi resucitado, utiliza la violencia para atajar de una forma clara cualquier elemento que intente limitar lo conseguido socialmente, Una variopinta cinta con toques costumbristas que se alimenta de la idiosincracia de un pueblo peculiar ante la visita de aquellos que ostentan el poder y que quieren evitar que sigan viviendo bajo su propio régimen y sus propias normas.Y con una inconmesurable Sonia Braga.  Imprescindible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.