Stella Cadente: Cine libre con Amadeo de Saboya y Lluis Miñarro

Con un  Goya a la mejor película en la mano, el cineasta Pablo Berger, se apuntaba al “Cine libre” como si de su salvador se tratase.

Si Blancanieves es cine libre, lo de Miñarro está fuera de cualquier concepción. Es Lluis Miñarro uno de los principales (y llenos de coraje) productores del cine de autor e independiente. Sus méritos en la producción y en la distribución a través de su compañía Eddie Saeta, han sido reconocidos en festivales como Cannes (tiene una Palma de oro como productor por Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas), Karlovy Vary, Rotterdam o Locarno.

brendemühl_balducci_lennie2Pero además hace unos años se volvió completamente loco y decidió dar el salto a la dirección. Loco-digo- porque parece impensable, con nuestro sistema de producción y distribución, realizar un cine tan LIBRE y tan necesario.

Pero Miñarro no lo dudó. Si otros podían poner su verdadera autoría detrás de un proyecto, si él les ayudaba a sacar esos proyectos enteramente de autor adelante, por qué él no podía intentarlo. De la misma manera, con el mismo espíritu libre, independiente, autoral, que debería predominar en cualquier obra, fuera cual fuera su público.

lluis miñarro

Comenzó haciendo un pequeño ejercicio doméstico en el que retrataba a sus padres, nunca mejor dicho. Porque la película, en un principio sólo como recuerdo y para ámbito familiar, nacía con el pretexto de un retrato de sus progenitores. Conforme fue grabando esos momentos tan emotivos y tan necesarios sobre nuestro pasado; esas historias de la guerra, de la juventud de quien la tiene tan lejos; esa verdad intrínseca, concibió lo creado como una obra y no se equivocó: Familystrip es a la manera de El desencanto de Jaime Chávarri, una historia sobre la memoria, el amor a nuestros mayores y la familia, es un viaje interior al fondo de nuestros pasados con la realidad más cercana y con momentos íntimos y sentidos que nunca se pensaron para ser vistos en una gran pantalla.

Ahí Miñarro ya gritaba por un cine libre, autoral, sin ataduras, con una historia que se concibiera casi sin haberla trazado, que fuera surgiendo de lo grabado pero con un poso muy  pretendido y estudiado. Y surgió quizás su experimento más estrafalario: Blow Horn. Un documental sobre religión pero no al uso. Un documental sobre la búsqueda del Yo interior por encima de cualquier otra búsqueda espiritual y una vez conociéndonos más nosotros ser capaces de convivir mejor en sociedad, ser más grupo y poder conocernos y aceptarnos. Pero más libre no puede ser, aún así sigue siendo un documento de no ficción. Y le faltaba el gran salto y aquí está.

Estrella fugaz (Stella Cadente) es la primera ficción como director del catalán Lluis Miñarro y entra por la puerta grande, con intérpretes de excepción como Álex Brendemühl, Lola Dueñas, Lorenzo Balducci, Álex Batllorí, Francesc Garrido  o Bárbara Lennie. Y para contar una historia muy poco conocida, la de Amadeo de Saboya, monarca español desde 1870 a 1873.

alex batllori

Es una buena época para presentar esta película estrenada el pasado 29 de mayo, ya que Lluis Miñarro no sabía que las altas dinastías monárquicas anunciarían la abdicación del rey, y por tanto, ese debate que tantos esperábamos sobre monarquía o república que mucho me temo que se quedará en cuento de príncipes y princesas. Amadeo I llegó a España desde su Italia natal con una corona impuesta y luchó contra la inestabilidad política y las sucesiones de poder características ya en nuestro país. Venía un monarca libre, abierto, católico, progresista, modernizador y el poder no lo aguantó. No fueron días fáciles en palacio y Miñarro utiliza sus mejores armas para contarlo. ¿Cúales? Con su libertad, Miñarro escoge partituras, cuadros, emociones intensas y vívidas que le recuerdan a esos momentos de inestabilidad, de decepción interna, de lucha contra lo establecido. Las imágenes hablan por sí mismas; muchas veces se puede contemplar más como una galería de arte que como una película. Stella Cadente exige por parte del espectador, que esté despierto, que sea libre de captar sus propias visiones, que tenga libertad incluso de cabrearse si algo no lo concibe o no lo entiende. Eso, con todos mis respetos, Sr Berger , es cine libre. El que no da una tesis, sino la posibilidad de crearte en tu cabeza la que cada uno de nosotros tengamos. Y ante nosotros, esta vez, la vida, una vida más, la de casi un completo desconocido que seguramente mereció más gloria y contada de la única manera que se puede vivir, a través de la cultura y del arte.

alex_brendemühl_crownCadente o decadente el reinado de Amadeo, se encuentra tapiado completamente en un castillo de los de príncipe azul. Esta no es una ficción convencional porque sigue respirando libertad, porque es una continua fusión de influencias, de recuerdos, de necesidades del propio cineasta para subsistir. Desde los números musicales imprevistos y anacrónicos hasta los paseos por ese bosque de múltiples posibilidades; desde algunos de sus coproducidos como el inmortal y lleno de vitalidad Oliveira o Apitchapong Weerasethakul, desde la canción romántica francesa hasta ese barroco impuesto y recreado; desde esos juegos sexuales encubiertos y esos deseos sin una sexualidad determinada.

A la manera de Sofia Coppola, permítanme el recuerdo con Maria Antonieta, Lluis Miñarro no nos cuenta la historia de Amadeo de Saboya con una música del momento, una manera del momento, sino que para él Amadeo de Saboya baila a ritmo de François Hardy o recuerda a cuadros de Caravaggio. Ninguna persona viva, pudo coincidir con este cineasta y, por tanto, existen tantas interpretaciones de Amadeo de Saboya como personas quieran crear sobre su vida. Si hubiera una sóla, sería aburrido y triste. No existe un sólo Amadeo de Saboya, sino muchos y sobre todo muchísimas maneras de contárnoslo. Esta es la de Miñarro y es tan fugaz como brillante.

Por todo ello, Stella Cadente, tiene fuerza, tiene una luz especial y se convierte en la película más valiente de su creador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *