Documenta Madrid 2017: Cortometrajes Nacionales

COMPETICIÓN NACIONAL DE CORTOMETRAJE

 

Premio al mejor cortometraje:

  • 25 CINES/SEG

Luis Macías  Votación público: 3.46

Dotado con 5.000€ más trofeo, “por su destreza para reflexionar sobre la imposibilidad de hacer una película, tomando la ruina como punto de partida para contar a través de un lenguaje no normativo, la desaparición del cine como imaginario y lugar de encuentro”.

Sin duda alguna el mejor cortometraje de toda la selección. Si bien el nivel era excelente. Luis Macías presentaba a modo de ensayo un proceso de autodestrucción sobre la desaparición de las salas de cine y su imaginario en el público que las frecuentaba. El proyecto de Luis Macías era realizar un largometraje sobre las salas de cine abandonados pero el contrato firmado con la productora creó un conflicto de intereses que acabó con la idea original. Con este pretexto a la crítica pavorosa del ninguneo cultural, también se suma la desprotección a la que los artistas, cineastas y creadores tienen con las productoras cuando existen objetivos diferentes. La lectura del contrato abusivo se nos cuenta en imágenes frente a la destrucción de esos templos del arte que al menos en el pasado contemplaron risas, lloros, declaraciones, reuniones familiares, de pandillas de amigos y citas frente a la gran pantalla.

 

  • ANDREKALE

Maria Ibarretxe, Alaitz Arenzana  Votación público: 3.91

Asistimos a una performance para recuperar un mito: el de Ekhine, Kandela y Pantxa, mujeres vascas de Hernani, que encarnan desde la feminidad y y la cotidianidad hasta su sinrazón. Todo acompañado de una calle homónima donde las mujeres beben, ríen, juegan y comen en ausencia de los varones. Se presenta como una metáfora o sea que está muy lejos de la realidad.

 

  • CABEZA DE ORQUÍDEA

Violeta Blasco, Germán López, Carlotta Napolitano, Angélica Sánchez y Claudia Zegarra   Votación público: 3.25

Un trabajo colectivo de Violeta Blasco, Germán López, Carlotta Napolitano, Angélica Sánchez y Claudia Zegarra que fue proyecto fin del Master de Documental Creativo de la UAB amparó trabajos colectivos dignos de mención en los últimos años, como por ejemplo Campanya. Todas dirigen a una de ellas y ella debe ser la cara visible de toda la complejidad sexual femenina. Es un corto caótico, anodino, en ciertos puntos sin estructura aparente y en su totalidad bastante disperso. Funciona en su sinopsis y en sus primeros instantes, luego se volatiliza.  Desde la intimidad, los traumas, los deseos, las perversiones, parece que no tener un esquema concreto te puede llevar a festivales.

 

  • CUCLI

Xavier Marrades Votación público: 4.25

Este trabajo que habría obtenido el premio del público, se ha convertido en nuestro segundo preferido por permitir dar a conocer una historia de amor atípica, extraña, desde una manera alegórica, terrenal, pero también bucólica. Una paloma que no puede volar elige a Ramón que ha perdido a su mujer recientemente. Un documental preciosista que ataviesa la intimidad de una relación diferente y sensible. Entre el documental observacional, el trabajo experimental con recursos estilísticos visuales y sonoros. La performance, la entrevista, los recuerdos, la voz en off, los planos aéreos y las fotografías…

 

  • DIES DE FESTA (DÍAS DE FIESTA)

Clara Martínez Malagelada   Votación público: 4.03

Aqui importa más el proceso que lo que se cuenta, al menos en apariencia. La directora decide hacer un retrato de su familia a través de su relación con su lugar de origen y el trabajo que la ha permitido mantenerse durante los veranos de Sitges: Trabaja como una Mary Poppins en estatua viviente en la calle. Como si la figura “real” traspasara la pantalla, Clara Martínez se convierte en el consuelo de propios y extraños quienes en la contemplación de su figura, recuperan la magia infantil para después volver a sus rutinas. Clara es una Mary Poppins inerte que se va enfrentando poco a poco a la epopeya del regreso a casa, a ese retorno criticado e incomprendido ante unos seres que de pequeña la acompañaron y en el momento actual le rehuyen. Es una propuesta verdaderamente interesante este corto porque tiene mucha verdad, porque asistimos a una descomposición familiar, a una lucha por comprender y por aceptar, a un relato conmovedor por el querer pertenecer a algo y que eso sea imposibe. No sabemos la verdadera historia, pero los conflictos familiares emergen y nos recuerdan que desde que tomamos conciencia, la vida es cada día más y más difícil. Desde la candidez de la infancia y la contemplación de esos símbolos mágicos a la rotunda madurez y pesimismo. Desde la ternura a la incomprensión.

 

  • EL BECERRO PINTADO

David Pantaleón   Votación público: 3.1

David retoma un capítulo bíblico y realiza una performance que se olvida nada más que se encienden las luces. De los más agotador del certamen. Insulso.

 

  • EL MUNDANAL RUIDO

David Muñoz López    Votación público: 3.1

Un anciano pretende documentar un folclore andaluz en vías de extinción. Un documental personal y creativo muy autorreferencial. Humor, música, amor, risas, bailes, vistas panorámicas…

 

  • KAFENEIO

Nuria Giménez Lorang   Votación público: 3.72

Quieres rodar y te vas a un país que no conoces como Grecia, un idioma que ni chapoteas, y a un lugar tan inhóspito y deshumanizado como una barra de bar. Quieres rodar un documental concreto, quieres observar, grabar y grabar y ver qué sale. Y la película va naciendo y es curiosa y electrizante, sobre todo tras saber, que ella no sabía lo que decían hasta el proceso de montaje. Todos la cuestionan e incluso la increpan por grabarlo todo, pero ella ni siquiera lo sabe. La barrera del idioma desde el que observa con calma y sosiego la humanidad de sus personajes. Imprescindible.

 

  • NU VORBESC ROMÂNEŞTE (NO HABLO RUMANO)

Rocío Montaño    Votación público: 3.26

No hablo rumano de Rocío Montaño es un corto atípico. Es un diario de viaje de una joven que no sabía con quien viajaba ni que iba a filmar, la película se convierte en su proceso vital en esos días; en su lucha por encontrar su lugar en otro país y en otro idioma y ante un novio que fue su inicial motivo, que la ningunea y desprecia a partes iguales. En ocasiones parece un documental observacional, que parece una crónica familiar, que parece también un diario filmado. La película juega al azar de como se llevarán los protagonistas y de como estas tensiones determinan el rumbo de la cinta. La confianza se desmorona, comienzan las tensiones y el cortometraje va virando hacia un trabajo truncado.

 

  • SUB TERRAE

Nayra Sanz Fuentes   Votación público: 3.4

Un día, el difunto padre de Nayra Sanz le habló de un lugar inhóspito, decrépito y tenebroso. Le pidió que fuera y después de sentir una sensación indescriptible, decidió volver con cámaras. Su padre se convirtió en su productor, un productor exigente, pues sólo quería que Nayra hiciese un cortometraje documental expresando lo que se sentía en aquel lugar. Como Nayra no sabía como continuar decidió dejar el proyecto y en este tránsito su padre falleció sin ver este corto terminado. Fuentes lo retomó y, de repente, como por arte de magia, todo lo exigido por su padre, surtió efecto, salió de una manera natural. Sub Terrae es un lugar indefinido, un trabajo que parece un ejercicio de estilo.  Visualizamos, respiramos, sentimos, flotamos entre calles de cementerios, de excremetos, de ruinos aterradores, pareciera que estamos en el infierno. Nayra y su padre lo sintieron así. Nosotros también podemos.

 

Mención especial al mejor cortometraje:

  • THE FOURTH KINGDOM (EL CUARTO REINO)

Àlex Lora, Adán Aliaga, Adan Aliaga   Votación público: 3.31
Dotada de diploma, por el retrato certero de una distopía multicultural actual que muestra la paradoja de un infierno que a través de la ironía y el imaginario se convierte también en una posible salvación.

Tanto Álex como Adan emigraron a Nueva York hace años y allí han buscado lugares imaginativos, creativos, culturales y cosmopolitas; donde se pudiera hacer una crítica al neoliberalismo exacerbado pero con un punto de humor y de ternura que les acerca a sus largos o proyectos de largos (Estigmas por ejemplo). En The Fourth Kingdom (El Cuarto Reino), Adan y Alex ruedan a los pobladores de un basurero, que se enfrentan a un reciclaje social diario para poder hacer frente a su vida. Gente que vive de materiales, de su recuperación, de su guardia. Un submundo en la ciudad más desarrollada del planeta.

 

  • TIGGER! (¡TIGRE!)

Iban del Campo    Votación público: 3.67

Burlesque, stripper, desinhibición, provocación, sexualidad, humor, Nueva York y un submundo artístico inexplorado y extravagante. Un bondadoso Iban del Campo pero que nos recuerda en su lado amable a Ulrich Seidl o Jan Soldat. Este corto tiene una moraleja social interesante comenzando por la exhibición y paseo de las payasadas de un ser diferente, como si de La parada de los monstruos se tratara,

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *