Zinemaldia Festival de San Sebastián 2014. Día 6. Los Güeros que vienen de México

Y de pronto una cinta te salva toda una sección. Güeros se convierte en la mejor película vista en nuevos directores no de esta sino de varias ediciones. Desconocemos si ganará o no este sábado.  Pero es de lo mejor visto estos días:

GÜEROS. Sombra y Santos viven afincados en un apartamento al que hace tiempo ya le cortaron la luz por no pagar la renta. Reciben la visita del hermano menor de Sombra, Tomás, enviado por su madre porque ya no se soportan. La llegada del chico cambia las cosas y deciden todos emprender un viaje para rendir homenaje a un músico mítico que oía el padre de Sombra y Tomás, que nadie conoce, y que según ellos pudo haber salvado al rock mexicano.

Aire nuevo para el cine mexicano. Joven, con un guión estupendo y unos personajes muy realistas.

EDEN de Mia Hansen Love es de lo mejor de la sección oficial aunque no le llega ni a la suela sus anteriores creaciones entre las que se encuentran:  Le pere de mes enfants y Un amour de jeunesse. En la década de los 90, la música electrónica se desarrolla a gran velocidad. En la excitante vida nocturna parisina, Paul da sus primeros pasos como DJ.

 

Felix et Meira.

Félix es un excéntrico franco-canadiense sin dinero cuyo acaudalado padre está a punto de morir, y Meira una judía jasídica casada y con un hijo. No estaba previsto que se conocieran, mucho menos que se enamoraran.

Dos disparos.

Mariano, de 16 años, regresa una madrugada a su casa y encuentra un revólver en el garaje. Sin pensarlo, se dispara dos veces, pero sobrevive.

Toto y sus hermanas.

Totonel, un niño de diez años, y sus hermanas crecen en un barrio pobre de la ciudad, esperando a que su madre salga de la cárcel y vuelva a casa.

Gett. The trial.

Viviane Amsalem, separada desde hace años de Elisha, su marido, quiere conseguir el divorcio para no convertirse en una marginada social. En Israel no existe aún el matrimonio civil; según las leyes religiosas, sólo el marido puede conceder el divorcio. Sin embargo, Elisha, se niega a hacerlo. Viviane tendrá que luchar ante el Tribunal Rabínico para lograr lo que ella considera un derecho. Así se verá inmersa en un proceso de varios años en el que la tragedia competirá con lo absurdo y absolutamente todo se pondrá en tela de juicio.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *