Zinemaldia Festival de San Sebastián 2014. Día 3. The tribe nos encandila

Sabes que vienes a ver algunas de las mejores películas que se estrenarán en todo el 2015. Pero no en la sección oficial. Al menos la mayoría de estas joyas se encuentran en una sección de secciones que se llama Perlas y que aglutina lo mejor de los diferentes festivales de cine, los mejores premios y los mejores descubrimientos. Así hemos dado con permiso de Mommy con la mejor película del festival: The tribe.

Miroslav Slaboshpitsky dirige esta cinta ucraniana merecedora del premio a la mejor película descubrimiento en los Premios de Cine Europeo.

Un adolescente sordo ingresa en un internado especial donde, para sobrevivir, tiene que formar parte de una organización salvaje, la Tribu. Su amor por una de las concubinas del Jefe lo llevará a romper todas las reglas no escritas en la jerarquía de la Tribu… Una película sin sonido ni subtítulos, con el lenguaje de los sordos. Porque el amor y el odio no necesita traducción.

https://youtu.be/bpLj9WYBK_c

Premios del Cine Europeo: Mejor ópera prima
Festival de Cannes: Mejor Película (“Semana de la crítica”)

Lo mejor que tiene esta cinta es esa atmósfera irrespirable y sobre todo esa capacidad fascinante para mantenerte boquiabierto durante dos horas de metraje con lenguaje de signos y sin subtítulos.

Y qué más rescataríamos de este día: En sección oficial: Tres oportunidades: Sussane Bier no es que patine con A second chance es que muchas veces llega al ridículo. Es triste en una mujer que nos ha hecho emocionarnos también en San Sebastián con cintas como Hermanos o incluso esa infravalorada Te quiero para siempre.

The drop es la apuesta más sólida de este día insulso en cuanto a la sección oficial. El problema es tener dos duras competidoras: Magical girl en película, dirección o guión y La isla mínima en fotografía, guión o dirección. La interpretación de  Tom Hardy está conseguida pero está mucho más cuidada la que realiza en Locke. The drop es un buen thriller que bebe de las novelas policiacas americanas y que pulula entre el cine indie y Los soprano. Denis Lehane fue el escritor de la novela.  En Brooklyn, un solitario camarero rescata a un cachorro de un cubo de basura. Sus problemas empiezan cuando aparece el dueño del animal, un hombre con problemas mentales que, además, está involucrado en una conspiración criminal que se planea en el bar en el que trabaja el camarero.

Casanova Variations por mucho que esté protagonizada por John Malkovich es un despropósito de principio a fin. Un Sin fin de números vacíos (eso sí, coloridos), en torno a la figura de Giacomo Casanova que con mucha mejor fortuna ya fue retratado por Fellini.

Por último, son reseñables en otras secciones Le chambre bleu de Mathieu Amalric, un intento de recuerdo del cine de la nouvelle vague perpetrado más por parte de Louis Malle que de Truffaut, que se queda en eso, en el intento y Chrieg es una película suiza que también se podrá ver en Sevilla que vuelve a explorar las adolescencias conflictivas que no tienen más salidas que las de abandonar a los retoños en lugares completamente inhóspitos. Un estudio sobre la maldad implícita en el el ser humano, sobre el odio y todo aquello que podemos hacer padecer a nuestros semejantes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *