XV Documenta Madrid: Competición Largometrajes Internacionales

  • AMANECER

Carmen, quien siempre supo que era una hija adoptada, decide buscar a su madre biológica, en un viaje hacia las raíces, la identidad y los afectos que le permita también cerrar el duelo por la muerte de su madre adoptiva y recuperar recuerdos que se le escapan. Dirigido por la colombiana Carmen Torres, el viaje a las raíces de sus protagonistas no se sale en ningún momento del camino del ejercicio de autoayuda naif y demasiado poco consistente. La premisa no basta o al menos no como está contado. Es un buen punto de partida que se queda en tierra de nadie.

  • BIXA TRAVESTY

De la mano de Linn da Quebrada, cantante y artista transgénero brasileña, se despliega ante nosotros un poderoso y valiente film-discurso feminista en torno al cuerpo y su representación. El cuerpo entendido como arma de lucha que va de lo político a lo artístico, de lo social a lo filosófico, de lo público a lo íntimo, en un profundo análisis existencial honesto, agresivo y poético. Dirigido por los brasileños Kiko Goifman, Claudia Priscilla, ha conseguido un premio especial en Documenta Madrid y es, sin duda, uno de los mejores documentales de esta competición oficial. Por su sensibilidad, por su verdad, por la forma en la que se adentra en la narrativa del personaje protagonista, por la rotundidad del testimonio, por su libertad. Os enlazamos a otra web con una estupenda entrevista que nuestro compañero Manuel Barrero les ha realizado a sus directores.

Una película lúcida y militante, revindicativa y libre, sobre todo muy libre, sobre la transfeminidad y la inclusión social. El torbellino que es Linn da Quebrada da un justo foco a esta película.

  • BLUE ORCHIDS

Dos expertos en el negocio armamentístico, el reputado periodista Chris Hedges y el misterioso comerciante Riccardo Privitera, explican sus duras experiencias. Unas visiones contrapuestas que, remontadas junto a material de archivo con la sutileza característica de Johan Grimonprez, crean una honda crítica al oscuro relato de los gobiernos que financian su comercio mundial. Curioso que este año el metraje de muchas de las películas en las tres competiciones oficiales de Documenta (Nacional, Internacional y Fugas) esté entre los 30 y los 60 minutos, no solemos ver mediometrajes en los grandes festivales, y tanto Filmadrid como Documenta Madrid, están apostando por su inclusión, al mismo nivel y en las mismas secciones que los largometrajes. Es de agradecer, porque sino estas pelis se pierden en el olvido. El limbo de los mediometrajes es demasiado grande para no tenerlos en cuenta. Dicho esto Joahn Grimonprez, que ya tuvo una retrospectiva en Cineteca Madrid, parece no saber qué contar o cual es el tono de su película. Cuenta tres historias distintas que quizás tendrían gancho individualmente pero que no parecen tener nexo en común y mucho menos profundidad narrativa. El juego de la mentira y del prejuicio es peligroso, pues puede ser que un filme de crítica geopolítica y social se quede en la nada. Si jugamos todas nuestras cartas a un protagonista traficante y descubrimos que los testimonios de él pueden ser todos falsos, porque es un mentiroso compulsivo. Entonces, ¿Dónde está el distanciamiento? ¿dónde queda la crítica?

  • CARTUCHO

El colombiano Andrés Chaves, realiza un retrato de Cartucho, un barrio de Bogotá que fue durante décadas un lugar de aspecto postapocalíptico donde sobrevivían y morían indigentes y delincuentes de toda estofa, controlados por la mafia local. Tras la demolición del barrio en el siglo XXI, se construyó un parque sobre el que dicen que es el mayor cementerio de la ciudad; el olvido se concreta ahora en esta tumba colectiva, sin lápida. Otro mediometraje en sección oficial a competición, documental inclasificable que estuvo en Rotterdam, pero que nos hace cuestionarnos la impasibilidad ante la destrucción de la memoria, ante la exterminación del débil, ante el derrumbamiento de espacios habilitados para su hacinamiento. Curioso y evocador,

  • O PROCESSO

Thriller político sin final feliz, y con un adecuado título de resonancias kafkianas. Anatomía del proceso de destitución contra Dilma Rousseff, diseccionado paso a paso para comprender las notorias irregularidades de lo que muchos consideran abiertamente como un golpe de estado, destinado a virar radicalmente la política económica de Brasil. Ganador del Premio al mejor documental de la sección internacional en este XV Documenta Madrid, seguramente no sea el mejor de los documentales aquí presentados, pero es un documental político, dirigido por una mujer y que habla del derrocamiento de un sistema político más enfrascado en la lucha por el más debil que en los poderes fácticos asociados al gran capital. O processo habla del impeachment a Dilma Roussef que acabaría destituyéndola como presidenta., destruyendo su partido y metiendo a su cara más emblemática, visible y salvadora en la cárcel: Lula Da Silva. Un auténtico golpe de estado, que se nos narra lo más cercano posible a la objetividad, aunque se sepa de qué pie se cojea. O processo es una película necesaria, también brasileña y nos cuestiona a las sociedades occidentales si somos bien informadas, si se nos cuentan las noticias internacionales con rigor y con elocuencia, si se nos permite el espíritu crítico o simplemente damos por válidas las noticias que nos dan nuestros medios de comunicación sin preguntarnos si quiera si tendrán veracidad, relevancia o estudio informativo. Un auténtico golpe de estado del que nadie dijo nada…

  • OF FATHERS AND SONS

Retrato perturbador de un padre de familia sirio, devoto convencido de la ideología talibán, inculcada diariamente a sus ocho hijos. El cineasta logra un acceso íntimo a su vida cotidiana, a sus actividades, a los campos de entrenamiento de futuros jihadistas. El acento está en la formación de los hijos (varones), y muestra cómo la educación puede modelar radicalmente a las personas. Talal Derki nos presentó en este mismo festival en el año 2013 un increible documental que se llamaba Return to Homs, ambos premiados al mejor documental de la World Competition en Sundance. Allí Talal nos descubría a un cineasta atípico, que no dudaba en arriesgar su vida una y otra vez, que huía de su zona de comfort en Alemania, se alejaba de su familia para adentrarse en uno de los lugares más sitiados y peligrosos actualmente del mundo. En Of fathers and sons, hace lo nunca visto, se adentra en una familia de talibanes en una zona completamene sitiada por ellos y se hace pasar por un fanático admirador. El resultado es un documental vibrante, peligroso, casi un thriller de proporciones épicas donde la supervivencia es el leit motiv y la observación de terroristas adultos y niños en potencia, son la excusa para lo que graban las imágenes. Talal lo ha vuelto a hacer y esta vez da un paso más allá al convertir un problema político, social, ideológico, que tiene sus bases en acontecimientos históricos y culturales se conviertan en un estudio pedagógico sobre las enseñanzas de ideas que pueden llevar a la destrucción, el caos y la muerte. Imprescindible y nuevamente lo mejor de esta sección oficial a competición, que se ha ido de Madrid con una mención especial del Jurado.

  • PURGE THIS LAND

Un ensayo fílmico que hace un recorrido desde 1850 hasta la actualidad del racismo, la esclavitud y la resistencia antirracista en los Estados Unidos de América, centrada en el legado del abolicionista radical John Brown. El título hace referencia a una carta que es Brown escribió en 1859 que decía “Ahora tengo la certeza de que los crímenes de este país culpable nunca serán purgados excepto con sangre.” Mejor film experimental de los críticos de Los Ángeles, este relato que abarca casi 200 años de historia de racismo en Usa, nos presenta a una directora en activo y preocupada por la memoria. Una película en ocasiones vibrante que emociona con sus testimonios sin estridencias ni florituras. Un filme testimonio pero a través de imágenes.

  • ROOM FOR A MAN

Una casa en el Líbano. Una familia inflexible, encadenada a sus raíces y a su estricta ética de clase. Una madre compleja y un padre ausente. Autorretrato sensible, íntimo y doloroso, donde un mismo espacio de reclusión emocional y psicológica deviene en lugar de creatividad y lucha emancipadora. Room for a Man es una confesión herida, una búsqueda de libertad con el cine como motor de cambio.

Anthony Chidiac nos trae este documental desde Líbano con un desnudo emocional irresistible y entrañable. El cine que todo lo capta va buscando la libertad, la independencia de su protagonista. Es una constante huida hacia la madurez y el cerrar las heridas. Buen documental que gana en las distancias cortas.

  • THE LONELY BATTLE OF THOMAS REID

Un apacible granjero irlandés se niega, pese a la presión ejercida por las autoridades, a vender la propiedad que heredó de sus ancestros. El poder de la compañía estadounidense que pretende comprar sus tierras es grande; pero la firmeza del personaje es mayor. Mediante una cámara cómplice, se presenta la cotidianidad de este singular personaje y de su lucha contra un sistema poderoso.

Curioso documental de simple batalla judicial de David contra Goliat. Un hombre extravagante de rudimentarios medios y formas, de poca educación y curtido en el campo, lucha contra las grandes corporaciones, contra los grandes medios que le quieren expropiar las tierras. Este Lutero particular es amable, muy empático y tierno y además su director nos ofrece juicios más cercanos a los juicios demiúrgicos, como si se uniera la mitología, la ciencia ficción con esta cinta que más tiene que ver con Ken Loach que con películas metafísicas. Buena aproximación y diferente a los procesos judiciales de uno contra el capital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *