VIII ATLÁNTIDA FILM FESTIVAL: 10 pelis de jóvenes para jóvenes

Podéis ver del 25 de junio hasta el 25 de julio más de 80 largometrajes en el mejor FESTIVAL de cine online en español. No me pagan por venderlo, pero de verdad que el precio es ridículo y merece mucho la pena: 15 euros en total por todo el festival o 5 euros si ya eres usuario de Filmin. Este año, el festival, llega a su VIII edición y os repasamos diez películas que ya hemos disfrutado y que tienen a jóvenes protagonistas y que deberían ver muchos otros jóvenes, para entender, para aceptar, para disfrutar y dar alas al diferente, y no cortárselas. Esta es nuestra pequeña selección juvenil: 

1.BLUE MY MIND de Lisa Brühlmann. Suiza, 2017. Se presentó en la Sección Nuevos Directores del pasado Festival de Cine de San Sebastián como un cuento moderno de sirenitas reales más agridulce que tierno. Un sólido relato de iniaciación a la edad adulta, como un complicado viaje lleno de metáforas donde la huida hacia adelante pasa por convertirse en ser acuático. Curiosa y diferente.

2.COBY de Christian Sonderegger. Francia, 2017. Coby tiene 23 años. Antes no se llamaba Coby sino Susanna. Coby ha sido siempre un hombre pero nació con cuerpo de mujer, su tránsito se graba a modo documental y nos introduce en sus relaciones interpersonales, desde una alocada madre algo hipócrita y ambigua a su media naranja que acompaña a nuestro protagonista desde que tenía otro cuerpo.

3.DIARIO DE MI MENTE de Ursula Meier. Suiza, 2017. Fanny ArdantKacey Mottet Klein (atención a este joven actor, fetiche de la directora suiza y de André Techiné, además de haber protagonizado 9 meses, que también tenéis en Filmin). ¿Os acordáis del asesino de la katana? ¿Aquel joven de 16 que asesinó a sus padres? En este corto largometraje (70 minutos de duración), Mottet Klein escribe un diario a su profesora Fanny Ardant en el que relata con todo lujo de detalles cómo ha gestado y ha ejecutado el asesinato de sus dos progenitores. Desgarrador, emocional y planteando cuestiones éticas en una cineasta que, sin duda, hay que seguir: Home, ¿dulce hogar? o Sister nos dicen que deberíamos.

4.LO QUE DIRÁN de Nila Núñez. España, 2017. Proyecto final en el máster de Documental Creativo de Barcelona, si algo podemos criticarle es que no deja de ser un producto convencional, poco arriesgado y poco creativo, como se esperaba de la UAB, pero su objetivo no es sorprender en la forma sino atizar y sorprender con el fondo. Dos adolescentes, entre risas, rebeldía y cariño, nos dan una bofetada contra nuestros prejuicios. En una etapa de deseos y dudas en la agitación de crecer, se cuestionan sus distintas identidades. Nace de esta manera su amistad tan sorprendente y única. Un documental atípico, aparentemente sencillo e imprescindible sobre el relativismo cultural, sobre las cuestiones éticas que nos surgen ante el desconocimiento y sobre dos personas que en completa libertad y a una edad joven, plenamente racional pero sin cortapisas eligen seguir una religión hasta consecuencias sociales occidentalmente cuestionadas.

5.MR GAY SYRIA deAyse Toprak llega desde Turquía para traernos un documental sobre los homosexuales huidos de Siria. por miedo al Isis; de cómo viven sus vidas en Europa en países más conservadores como Turquía o más abiertos como Alemania. A través de la historia de la creación de un premio para Mr Gay Siria, para que Siria tenga representante en el concurso mundial, nos acercamos a las distintas realidades como observadores. Es doloroso pero genera esperanza. Documental sobre cómo dos refugiados sirios viven la crisis migratoria, siendo gays, viviendo en Turquía y esperando encontrar un futuro mejor en Europa. Husein es peluquero en Estambul, viviendo una doble vida entre una familia conservadora y su identidad gay. Mahmoud es refugiado en Berlín y fundador del movimiento LGBTI sirio. Lo que los une es un sueño: participar en un concurso internacional de belleza como una vía de escape a sus vidas atrapadas y como una respuesta a su invisibilidad. ¿Conseguirán hacer su sueño realidad o la crisis de refugiados y las duras consecuencias de ser gay en el mundo musulmán lo harán pedazos?

6.OUT de Denis Parrot. Francia, 2018. Con este documental salimos todos del armario. Nos acordamos de esos primeros pasos, de esas luchas contra uno mismo y contra los demás para tener plena libertad. Para poder decir sin necesidad de etiquetas a quien amas, que sientes y por qué sientes lo que sientes. En tiempos de Youtube, de instagram, en tiempos de culto al cuerpo y de grabaciones domésticas de todo lo que existe y nos preocupa. Ya era hora de que una película captara sólo aquellos momentos en que sus jóvenes protagonistas salen del armario, con dramas y comedias como diria Fangoria.

7.QUIERO LO ETERNO de Miguel Ángel Blanca. España, 2017. Quizás esperábamos demasiado de esta película y nos ha decepcionado un poco. Un grupo de adolescentes outsiders emprende un viaje para encontrarse a sí mismos en otra realidad. El mundo está deshabitado y ellos destruyen todo que encuentran en el camino… Un retrato de la sociedad algo distópico y poco esperanzador, de las nuevas generaciones, que nos recuerda a uno de los cortometrajes más espléndidos de este 2018, el madrileño Los inocentes. Chavales sin futuro, sin pasado, perdidos y con ambiguedad ética en cada paso que dan. Quieren la eternidad. Y es muy peligroso.

8.SAMANTHA HUDSON de Joan Porcel. España, 2017. Documental sobre la vida de Samantha Hudson, el nombre artístico del mallorquín Iván González, quien se dio a conocer con el polémico y viral videoclip “Maricón”, que cuenta con más de 300.000 visitas en Youtube. Un chaval endiosado que intenta encontrar su camino en el mundo de la canción, del transformismo. Una dualidad curiosa y divertida de insólitas consecuencias físicas y psicológicas. Lo que empieza como una lucha social y una forma (como el mismo dice) de hacer política con un simple gesto como ponerse un vestido o unos tacones, puede acabar en una lucha contra sí mismo. Una huida hacia adelante buscando al original Iván González que se encuentra dentro del estrafalario personaje de Samantha Hudson.

9.SARAH PLAYS A WEREWOLF deKatharina Wyss. Suiza, 2017. Metateatral pero en ocasiones tan poco estimulante que agota. Sara interpreta a un hombre lobo y se convierte en él sobre la escena. Es algo indescriptible, alucinante, da miedo. A Sarah le pasa algo. Esa rabia con la que actua oculta algún secreto inconfesable que no se queda en casa. Y con esa premisa pues tenemos toda la película porque es todo lo previsible que podáis imaginar y es uno de los títulos menos estimulantes que hemos visto en el certamen. Se pudo ver también la sección Nuevas Olas del Festival de cine de Sevilla.

10.THE WILD BOYS de Bertrand Mandico. Francia, 2017. Es uno de los pepinazos del Festival, que también se pudo ver en Sevilla en la sección Nuevas Olas. Su director tiene una extensa producción de cortos y aquí se nos presenta una película que pasará a ser uno de los iconos de la historia del cine LGBTI. Y sino, tiempo al tiempo. No está hecha para todos los públicos, pues transita en ocasiones los complicados caminos del videoarte más estilizado, simbólico y metafórico que el cine narrativo al que estamos habituados. Con la provocadora interpretación interpretación protagonista  de cinco mujeres en el papel de cinco chavales asalvajados, explorando su sexualidad, sus cuerpos, sus límites; la cinta consigue en primer punto, hacernos pensar en los nuestros propios límites corporales, sexuales, de género, identitarios, sociales o psicológicos a este respecto. Con un blanco y negro estético y preciosista que se bifurca en tonalidades colorísticas y también visualmente atractivas; la película es un disfrute sensorial pleno que hará las delicias de los seres libres y amantes de los nuevos márgenes audiovisuales y horrorizará a los conservadores, a Hazte Oir y al público menos abierto. Es una cinta multireferencial de obligado visionado. Como una mezcla explosiva de La naranja mecánica + El señor de las moscas + Bruce La Bruce + Guy Maddin. Difícil que se estrene en pantallas comerciales, pero decidme que no hay ganas…

A principios del siglo veinte, cinco jóvenes de buena familia, ebrios de libertad, cometen un crimen salvaje. Por este asesinato son encerrados en un barco por el Capitán, atrapados en un viaje que se transforma en un crucero represivo. Tras amotinarse, los jóvenes llegan a una isla de vegetación lujuriosa y placeres ocultos. La transformación puede comenzar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.