Una cita en el parque (Joel Hopkins, Reino Unido, 2017)

Diamond Films estrena una película protagonizada por Diane Keaton y Brendan Gleeson, como una atípica historia de amor madura entre una mujer aparentemente rica y un pseudo vagabundo.

La cinta es una comedia romántica con tintes sociales, realizada en Reino Unido, se nota en cada escena, por su clasicismo y conservadurismo a la hora de relatar la historia. No termina de cuajar ni de apreciarse nada loable a pesar de ser protagonizada por dos grandísimos intérpretes. En el caso de la musa de Woody Allen con una carrera cinematográfica completamente echada a perder. Este papel no es una excepción. La cinta se deja ver y a veces hasta entretiene, pero se olvida en el mismo instante en el que finaliza. La cita en el parque no cuaja, ellos dos no pegan ni con bola y el amor no es tan sencillo. Sólo parece serlo para el cine, pero los que lo amamos (el cine digo) criticamos que se nos cuenten las cosas de una manera tan burda y tan infantil. Los espectadores esperamos mucho más, pero mucho, incluso en una cinta de corte romántico.

Sinopsis: El londinense barrio Hampstead Village es conocido por su apreciado parque, un rincón de campo y paz, en medio de la enorme metrópolis. Junto a él vive Emily Walters (Diane Keaton), una viuda que desde que murió su marido no presta atención a su viejo apartamento, a sus problemas económicos ni a su hijo Philip (James Norton). A pesar de los consejos de su amiga Fiona (Lesley Manville), Emily no admite que su vida se está desmoronando. Un día, mientras observa el parque desde la ventana, descubre una casa destartalada y al hombre (Brendan Gleeson) que vive en ella.

Nota: 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *