Todos los cortos de la sección oficial del Festival de Huelva

notienegracia

En un jurado en el que el gran Manuel H. Martín (descubran 30 años de oscuridad, para entender por qué le alabo) o Carlos Tejeda, acompañado de Berta Hernández, tenían la última palabra; el premio al mejor cortometraje, no sorprendió a nadie. No tiene gracia de Carlos Violadé, que ya pudimos disfrutar en Cortogenia y en Sevilla (donde también consiguió el Premio al mejor corto) se alzó con el máximo galardón. También recibiría el premio de un instituto onubense, en el que sus alumnos destacaron que la obra estaba a la altura de su argumento.

[vimeo http://vimeo.com/66056535]

Hubo dos menciones especiales a cortos de diferente acababado: El otro (de Jorge Dorado) y Ojos de Pablo González. El primero también se pasó ya en Cortogenia y forma parte del catálogo de Madrid en Corto. Así como La guerra co-dirigido por Dorado; el otro se pierde en los vericuetos de la razón en un cuento de amor y sueño coprotagonizado por una sensual Marian Álvarez. Ojos, sin embargo, es un experimento fílmico que genera intriga de una manera muy poco convencional: un plano fijo de los ojos de un actor. Fantástica ocurrencia para un corto que da mucho más de lo que parece.

Pipas y Yocasta se vieron en Cortogenia y el primero ganó el premio al mejor guión en el Notodofilmfest, aún recuerdo cuando su directora fue a recoger los guiones que desde la Librería Ocho y medio habíamos preparado para la ocasión, como premio y colaboración con el Festival. Un galardón esperado y trabajado. Yocasta es casi un largometraje, tiene su estructura y seguramente su presupuesto. Está protagonizado por la gran cantante Diana Navarro y es una suerte de edipo edulcorado y a ritmo de flamenco. Una superproducción más preocupada en su estética que en su mensaje de telenovela. Y aunque ya estaban muy vistos estos dos cortometrajes, las pipas nunca se olvidan y la verdad y el humor siempre se añoran.

http://www.jamesonnotodofilmfest.com/mas-vistos.html?id=cw5124c37c130e2

Pero lo mejor era inédito. Me sorprendió gratamente comprobar cómo quizás el mejor guión de todos los cortometrajes estaba escrito y dirigido por la actriz Leticia Dolera. Habitantes es una obra que transita entre el terror más descarnado y el humor negro, para criticar a una sociedad tan deshumanizada como la que vivimos. Leticia Dolera unas veces actriz, otra amante del cine de género, otra salvadora de nuestro cine, les guste más o menos, se nota que esta muchacha es una apasionada del séptimo arte, lo respira por cada poro. Y con Habitantes tiene la oportunidad de callar muchas bocas, de demostrar con la ayuda de su protagonista Jose Luis García Pérez, que puede ser una buena directora y mejor guionista. Por el momento, prepara su salto al largo con Requisitos para ser una persona normal.

Habitantes

O afinador es un cortometraje brasileño tierno pero nada edulcorado. Una historia mínima presentada en la sección Orizzonti del Festival de Venecia. Este tierno corto habla sobre la búsqueda de sueños o la imposibilidad para alcanzarlos. Sobre las metas artísticas muchas veces incomprendidas y vilipendiadas.

CIPMHFHJOZ46859

El baldío es un drama paraguayo inspirado en las desapariciones de la dictadura y con una estética cercana a nuestro adorado El cielito. Deambular buscando un lugar para esconder un cadáver, y de esta manera se entronca con otro cortometraje de la sección oficial a concurso: Inframundo, un drama mexicano, en el que la impiedad y la muerte son el medio de vida.

Leones es una comedia necesaria en los tiempos que corren pero con un presupuesto tan reducido que la calidad es bastante ínfima.

Naúfrago cuenta con una puesta en escena increible pero se pierde en los esfuerzos familiares, tanto que al final no sabes qué historia te estaban contando.

Después hemos visto varios cortometrajes notables sobre el mundo de la inmigración, como los desoladores Yolanda o El pacto.

Kay Pacha y Cuando sea grande hablan de muy diferentes maneras sobre las distintas culturas, sobre sus gentes y sus idiosincrasias.

Y en este puzzle en tres sesiones, en estos cuidadosos y escogidos cuentos cortos, también vimos Carreteras (México) o Forastero (Argentina). En ambos vislumbramos las intenciones de sus creadores, incluso en el español Dónde están las llaves, pero en los tres, sus pretensiones son incompletas, consiguen bastante menos de lo que pretenden. Se quedan en los esbozos y en las sinopsis, no saben desarrollarlas, con gracia y alma.

Por último, otros dos cortometrajes a destacar que son: Des(pecho)trucción de Venezuela o el arte de contar una ruptura a través de la ruptura física de todo aquello que recuerde a la otra persona. Es una suerte de Amelie cabreada con un sentido del humor muy peculiar.

Graça merece un capítulo aparte, porque la brasileña Anna Clara Peltier consigue que la niña nadadora de sincronizada bucee en su yo más íntimo, con un estilo muy cercano al de la Boyita o la Lucía Puenzo de XXY.

En definitiva, un gusto ver todos los cortometrajes a concurso, con la Muestra de cine de Ascaso en el Horizonte, y con un pequeño Festival en Madrid en mente para el año que viene, que pueda seleccionar trabajos que normalmente nunca podemos ver en otros lugares. Desde Cineysefeliz, no sabemos cuándo, pero prometemos que estará. Para ver los cortos en pantalla grande. Para hacer el cine pequeño mucho más grande de lo que ya lo es, sea cual sea su origen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *