Todos los cortometrajes del V My French Film Festival

Como os contamos hace unas semanas ya podéis disfrutar de la V Edición de My french Film Festival, el certamen online que a través deFilmin os trae a vuestras casas lo mejor del cine francés en formato corto y largo.

Tenéis hasta el 16 de enero para disfrutar de los 11 largometrajes y los once cortos aquí.. Estos son los once cortos comentados:

Cortometraje invitado fuera de competición:

“Alguien extraordinario” de Monia Chokri.

Sarah tiene 30 años y todo para tener una vida exitosa: es guapa e inteligente. Sin embargo, la ansiedad y el miedo a no llegar a ser excepcional la empujan a la inercia. Una mañana de enero, tras un enorme apagón, Sarah se despierta en una casa desconocida en las afueras de la ciudad. De este incidente nacerá el deseo de volver a construirse. Y para lograrlo, Sarah va a tener que destruir todo lo que la rodea, empezando por sus amigas.

De una perfección este corto que inquieta. Su directora ha sido actriz de Xavier Dolan en por ejemplo Los amores imaginarios. De hecho, en este corto el montaje lo realiza Xavier Dolan que es uno de nuestros directores fetiche como todos sabéis. ¿Sabéis esos momentos donde siempre estás en el lugar donde no debes estar? ¿Siempre sientes que sobras? ¿Siempre piensas que la gente que te rodea no es la que te haría feliz? Nuestra protagonista está teniendo un día de traca, primero se despierta en casa de un adolescente con el que parece que ha pasado la noche, después en su rescate una amiga la lleva a la despedida de soltera de otra amiga de ambas. Una fiesta donde no quiere estar, unas personas con las que no tiene nada que compartir. Ella debe aparentar. O no. Quizás sea mucho mejor decir todo lo que piensa, quizás al menos sea mucho más catártico. Es uno de los mejores trabajos que hemos visto en los últimos años. Increible. Ganadora de premios en Locarno, Montreal, Jutra  y SXSW. Anne Dorval, una de las musas de Dolan interpreta a la madre del chaval adolescente.

Cortometrajes en competición

“Aïssa”, de Clément Tréhin-Lalanne.

Aïssa es congolesa. En Francia, vive sin papeles. Dice que tiene menos de dieciocho años, pero las autoridades piensan que es mayor de edad. Para poder asegurarse que pueden expulsarla, un médico va a examinarla.

Duro este corto por todo lo que enseña y lo que se calla. Por el escalofriante trato y porque en este mundo en el que vivimos no valoremos a todas las personas de la misma manera. Sin fronteras, sin colores, sin edades, sin sexos, sin ideologías, sin razas, todos somos iguales (o deberíamos).

“Dip N’ Dance”, de Hugo Cierzniak

Un burgués cuadragenario a quien le encanta que su mobiliario le obedezca con un gesto de la mano o con su mirada, va a descubrir con la música que lo que poseemos acaba poseyéndonos.

Cortometraje de muy escasa duración y animado que parece encontrar su modus operandi en el slapstick de Keaton o Chaplin, a modo de gags sin diálogo, su personaje protagonista va sufriendo las idas y devenidas de lo que iba a ser una simple ducha. Con sus caidas se va montando un baile que da nombre al cortometraje.

“Le Retour”, de Yohann Kouam

Hace un año que su hermano mayor se fue. Willy, de quince años, espera impaciente que vuelva al barrio. Aunque Willy cree que conoco a Théo, su hermano, perfectamente, en cuanto éste llega, Willy va a descubrir su secreto.

Sensible y dificil trabajo el de Le retour. A ojos de un adolescente la vuelta de su hermano no es tan sencilla y emotiva como él esperaba, Su hermano mayor guarda un secreto y descubrirlo hará que todo lo que ha vivido y sentido por él hasta ahora se tambalee. Quizás simplemente no esté preparado. Quizás, es lo más triste, nadie le haya enseñado a estarlo.

“La Bûche de Noël”, de Stéphane Aubier, Vincent Patar

Se acercan las fiestas de Navidad, con los preparativos del árbol y la cena. El Indio y el Vaquero esperan con impaciencia los regalos. Como están muy nerviosos con los preparativos de las fiestas, durante una pelea van a tener la desgracia de destruir el bizcocho de Navidad que Caballo estaba acabando de adornar. Enfadado, Caballo llama al Papá Noél para cancelar los regalos. ¿Cómo hacer para meterse en el bolsillo a Caballo y al viejo barbudo? ¿Cómo recuperar los regalos? Empieza para el Indio y el Vaquero una larga, muy larga, noche de Navidad.

Lo vimos en Sevilla y ya dijimos que era una delicia. Guión divertido, animación atropellada pero jocosa y estilizada, media hora super amena, intensa y colorida, estuvo nominada a los premios de cine europeo y es una pena que no se conozca como debería. Nosotros la incluimos entre los mejores cortometrajes extranjeros de 2014

“Extrasystole”, de Alice Douard

Extrasístole: perturbación del ritmo cardíaco que se traduce en una contracción prematura en una de las cavidades del corazón.

Hay mucho del cine francés que nos gusta en este corto. Hay algo de Truffaut, de Assayas, hay algo de Abdelattiff Kechiche, de Laurent Cantent y también hay una mirada realista y trasnochada a la adolescencia más sensible, más tierna, más inocente y deambulante. Parece un spin off de La vida de Adele, sin sexo, con miradas, ese sentimiento brutal y pesado que nos invade y no nos abandona. Bravo!

“Guy Moquet”, de Demis Herenger

Guy Moquet, o Guimo, o Guim’s, le ha prometido a Ticky que la va a besar al amanecer, en medio del barrio y delante de todo el mundo. ¿A lo mejor  no es una locura? Pero a lo peor no va a ser tan fácil.

Nos gusta esta historia tragicómica. Nos gusta porque nunca es fácil el primer beso, porque se puede vivir como si fuera una película; se puede imaginar, se puede esperar, se puede desear y nunca llegará a ser como esperamos. Nos gusta porque disfrutamos de Entre les murs (La clase) de Laurent Cantent, ganadora de Cannes y nos gusta también porque también lo hicimos de La escurridiza o cómo esquivar el amor, del director Abdelattif Kechiche (más cononocido por crear una de las películas más maravillosas de los últimos años: La vida de Adele). Nos gusta porque todo es verdad, y en esa marginalidad de ese barrio obrero, los sentimientos son mucho más difíciles de expresar.

“Les Insouciants”, de Louise de Prémonville

Niels, de veinte años, sale de una gasolinera en medio del campo, con el móvil al oido. Niels se dirije hacia juntar un grupo de unos quince chicos y chicas de su misma edad, que están tranquilamente apoyados contra los coches aparcados a lo largo de la carretera. Los jóvenes charlan y beben cervezas, al son de la música que se escapa de una radio. Niels, seguido de Sam y Nicole, se sube al volante de un coche familiar aparcado al final de la cola y cierra el móvil, sin darse cuenta de que esta llamada, aparentemente anodina, va a cambiar su vida.

Duro trabajo pero bellamente rodado. Un fin de semana alejado de todo, viviendo esa juventud necesaria de irresponsabilidad, de deseo, de amor, de descubrimiento, experiencias a cada instante y sentimientos desbordados por todos los que le rodean. Se llama juventud y en ella  nos olvidamos de todo. Nos aislamos, no por el vacío, sino precisamente por disfrutar de lo que nos rodea y decidir qué es lo que nos rodea. Y que no. Y en esa huida del mundo terrenal puede haber ausencias. Ausencias a veces irrecuperables.  Fantástico!

“Molii”, de Hakim Zouhani, Yassine Qnia, Carine May, Mourad Boudaoud

Steve tiene veinte años bien vividos. Esta tarde tiene que sustituir a su padre, que es vigilante en la piscina municipal. Todo ocurre como previsto, hasta el momento en que el joven oye unos ruidos extraños.

Cualquiera que trabaje con niños sabe que con dos de ellos en cinco minutos te la han podido liar. El protagonista de este corto no se espera una noche así, pero con niños no sabes nunca realmente lo que te estás jugando. Divertido, bien montado, simpático. Un buen corto.

“Shadow”, de Lorenzo Recio

Taipei. Xiao Shou es un niño tímido que trabaja como titiritero itinerante de sombras. Un día va a conocer a la bellísima Ann, de la cual se va a enamorar. Pero un terrible accidente va a conducir al joven hacia un mundo de tinieblas antes de que consiga confesarle su amor.

El cortometraje más experimental pero también interesante de los propuestos. Shadow es en lo que nos vamos convirtiendo. Sombras del ayer, sombras de lo que nunca podremos llegar a ser. Cuando todo parecía sencillo, nada lo es, porque vamos desapareciendo. Seguiremos a su director.

“La Virée à Paname”, de Carine May, Hakim Zouhani

Mourad, de veinte años, vive como puede entre las clases de teatro, los amigos con los que sale por la noche y la novieta. Este día, Mourad decide salir de su barrio para asistir a un taller de escritura en París. Pero el proyecto va a resultar más complicado de lo que parecía.

Ser diferente nunca ha sido sencillo. No se trata de que te guste otro sexo o de que seas de una raza determinada o tengas una ideología concreta. Se trata y llanamente de que te guste el fútbol o la literatura. Eres diferente porque lees, porque escribes, porque sientes o porque te gusta crear. Eres diferente porque no te interesa entrenarte o ver partidos de fútbol, eres diferente porque disfrutas básicamente siendo tú aunque otros no lo entiendan. Y en este corto podemos verlo de una manera sensible, llana y clara. Transparente y veraz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *