Todo el dinero del mundo (Ridley Scott, Estados Unidos, 2017)

Ridley Scott dirige a Christopher Plummer en Todo el dinero del mundo. En realidad, dirigió a Kevin Spacey pero con todo el escándalo de abusos, Ridley Scott tomó una decisión sin precedentes en la historia del cine, a dos meses de su estreno en salas, borró digitalmente todas las escenas de Kevin Spacey y pidió a Christopher Plummer que las recreara. Tuvo sólo nueve días pero el trabajo es extraordinario, sólo nueve días para adquirir los gestos, tics y formas que requería un personaje conocido. Quizás lo mejor de la película y, como resultado, nominación al globo de oro, al Bafta y a los Oscar como mejor actor secundario… ¡Kevin Spacey estará que trina!

Pero Ridley ya no es lo que era. Prometheus, Alien: Covenant ya no dibujan ni de lejos el cineasta que nos regaló Los duelistas, Blade Runner, Alien o incluso aunque salvando las distancias Black Hawk derribado o Alien, le pasa como a Spielberg, están envejeciendo mal, sin dejar su sello en unas cintas que sin su esencia se mueren. Aquí en este thriller que sigue el esquema típico,

Christopher Plummer sólo ha estado nominado a otros dos oscar, siempre al mejor actor de reparto: En el año 2009 por La última estación y en el año 2010 por la tierna película Beginners por la que conseguiría la preciada estatuilla.

John Person es el autor de la novela en la que se basa la película. Junto a David Scarpa y Ridley Scott han reconstruido el caso de Getty III y de su abuelo, desde el lado de la personalización del capitalismo más salvaje en la figura encarnada por Plummer. Y esto es lo mejor y lo peor de esta cinta. La película nunca es una cinta sobre un secuestro, de hecho no es más que su macguffin; la película es una lastrada manera de denunciar el capitalismo más salvaje pero con un maniqueismo risible y con ausencia total de capas en sus personajes. Vale que Scott no sea experto en dotar de profundidad a sus personajes, pero que las situaciones y relaciones personales de sus películas sean como son, sólo porque lo pone en el guión es un problema complejo a estas alturas de carrera.

El montaje recuerda a la mucho más compleja American Gangster, pero sin el vigor narrativo, por esa falta de credibilidad de sus personajes y de sus diálogos que tenía aquella. Sólo se salva Plummer, pero no por tener un papel perfectamente escrito, sino por cumplir al pie de la letra lo que se esperaba de su papel.

En definitiva, si no estuviera Plummer, podría haberla dirigido cualquiera con mano en una gran productora. No es ni de lejos de lo mejor de Scott, quizás lo mejor en diez años, pero eso no es decir mucho.

Sinopsis: Film sobre el secuestro en Italia en 1973 de John Paul Getty III y los desesperados esfuerzos de su madre por conseguir que el abuelo del joven, el magnate del petróleo John Paul Getty Sr., considerado uno de los hombres más ricos del mundo, pagase el rescate.
Premios
Premios Oscar: Nominada a mejor actor de reparto (Christopher Plummer)
Globos de Oro: Nom. a mejor director, actriz (Williams) y actor sec. (Plummer)
Premios BAFTA: Nominada a Mejor actor secundario (Christopher Plummer)
Nota: 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.