Searching (Aneesh Chaganty, Estados Unidos, 2018)

Searching es un sorprendente thriller que utiliza las nuevas tecnologías y sus posibilidades multipantalla para hacernos partícipes de una desaparición de una forma cruenta y novedosa. Sony distribuye la cinta.

El debutante director y ex creador de anuncios publicitarios de Google Aneesh Chaganty presenta su ópera prima que consiguió el Premio del Público a la mejor película en la pasada edición del Festival de cine de Sundance. Searching es la historia de una familia que se resquebraja y pasa gradualmente a convertirse en un thriller de desaparición con una tensión desbordante, cuya máxima es la innovación narrativa a través de las ventanas de exhibición y las plataformas multipantalla. Un thriller vanguardista efectivo con la tecnología y las nuevas formas de comunicación como telón de fondo.

Es cierto que con la impronta de querer que el protagonismo se lo lleven esas nuevas formas comunicativas, las formas se pierden en otros derroteros, y aunque fluyen suelen abocarse al vacío. Pero es fascinante el estilo visual de la película, nos recuerda a ciertos inolvidables momentos de Minority report o a la más reciente Open Windows.

A pesar de no agotar su estilo, ya que es su principal baza, la cinta no llega a aburrir pero no ejerce la fascinación inicial de la bienvenida, ya que nos acostumbramos a esa manera de narrar y, por tanto, esperamos de ella una resolución sorprendente, ágil, perversa y juguetona, lo mismo de cualquier buen thriller. Pero la película, aunque entretenida, pierde cualquier posibilidad manifiesta en reflexionar sobre el uso y el abuso de la tecnología y sus consecuencias en la sociedad actual.

Al final, aunque la cinta es muy localista, y muy americanizada, los conflictos emocionales internos son universales: El enganche a las nuevas tecnologías y el desconocimiento total de nuestros hijos y del círculo en el que se mueven. Habrá que seguir buscando…

Premios: Premio del Público en el Festival de Sundance de 2018

Sinopsis: Después de que la hija de 16 años de David Kim desaparece, se abre una investigación policial. Pero 37 horas más tarde y sin una sola pista, David decide buscar en el único lugar donde nadie ha buscado todavía y donde se guardan todos los secretos hoy en día: el ordenador portátil de su hija. David debe rastrear las huellas digitales de su hija antes de que desaparezca para siempre. Un thriller que se desarrolla en la pantalla del ordenador.

Nota: 5.5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.