Me and Earl and the dying girl (Alfonso Gómez Rejón,USA, 2015): La vida de un inadaptado cinéfilo

Se estrena en cines este viernes 9 de octubre la película “Me and Earl and the Dying Girl” (“Yo, él y Raquel” título aquí en España) distribuida por Fox. 

Me and Earl and the Dying Girl Cooke MannLa cinta consiguió el Premio del Público y el Premio a Mejor Película del pasado festival de Sundance (celebrado en enero) donde se reune lo mejor de la producción independiente y se ha presentado en la sección Perlas del Festival de San Sebastián donde tuvo una calurosa acogida. Su director ha sido segunda unidad para cineastas de la talla de  Inarritu, Scorsese, Kevin Macdonald, Ryan Murphy, Nora Ephron y Ben Affleck. También ha dirigido otro largometraje y varios episodios de Glee y American Horror Story

Hoy os presentamos a Raquel, pero no Raquel la del título de la peli en español, sino Raquel Cano Fuentes, que desde hoy colabora con Cineysefeliz. Aquí tenéis su primera crítica:

¿Quién no se ha sentido nunca, en su adolescencia, un marginado? ¿Quién no ha tenido miedo a perder a alguien a quién quiere? ¿Quién no ha sentido inseguridades que le impidan atarse a la realidad? Me and Earl and the Dying Girl aborda a través de Greg, un estudiante de último curso de secundaria, cómo un adolescente hace frente a su día a día y a un fuerte golpe al que no está preparado. Veamos el trailer.

Untitled-16-770x437Alfonso Gómez-Rejón nos presenta a Greg, un joven amante del séptimo arte, cuyo objetivo principal en la vida es pasar desapercibido y mantenerse vivo en la jungla que puede llegar a ser un instituto; y poder seguir haciendo versiones de sus películas favoritas junto a su compañero de andaduras, Earl. Sin embargo, dicha situación, se ve alterada cuando su madre le obliga a pasar más tiempo con Rachel, una vecina de su edad a la que le han diagnosticado leucemia. Desde ese momento, Greg nos relata de manera episódica como se va desarrollando esa nueva amistad a la que él llama “amistad condenada” y que será la culpable de valorar lo que tiene (como la no-amistad con Earl) y de madurar.

Con una estética y fotografía que nos recuerda a la filmografía de Wes Anderson y que nos engancha desde el principio, nos muestra una historia que bien podía ser una mezcla entre “Las ventajas de ser un marginado” (“The perks of being a wallflower, Stephen Chbosky”) y “Bajo la misma estrella” (“The fault in our stars, Josh Boone”) pero sin esos momentos donde se busca la lágrima fácil, ya que el peso de la historia es el que provoca ese sentimiento de tristeza.

XXX EARL DYING GIRL MOV JY 5386 .JPG A ENT

Como en cualquier película Indie que se preste, su personaje principal es extremadamente inseguro y posee un gran grado de autocrítica bastante importante. Además, a través de la presentación de unas relaciones cómica-absurdas (como la que tiene Greg con sus padres o con la madre de Rachel), se plantea un mensaje más dramático y profundo: como alguien debe afrontar la muerte de un ser querido en un época de tu vida en la que ni siquiera ha conseguido poder adaptarte.

Con un guión muy bien estructurado, unas interpretaciones asombrantes, una fotografía atrayente y unos interesante guiños al mundo del cine, “Me and Earl and the Dying Girl” nos ha encantado y le auguramos un buen futuro en taquilla. Desde luego os la recomendamos.

Raquel Cano Fuentes es  licenciada en comunicación audiovisual, productora y editora. Puede disfrutar de una buena película de terror (incluso gore) o de un dramón de los de antes. Puede disfrutar de una gran peli de culto, de una gran superproducción o incluso de una peli densa e hiperlenta. A Raquel le gusta el CINE en mayúsculas. Y está aquí para contárnoslo. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *