Los 10 (+1) mejores cortometrajes españoles del 2014

2013_12_7_QdM0i9hqDDqJxu81er8uV4Difícil e intensa decisión, como locos amantes del mundo del cine nos solemos recorrer toda la península buscando cuales son los mejores cortometrajes del año, también largometrajes por supuesto; pero las películas cortas son las que nos ocupan. Gran cosecha, creo yo. No hemos hecho distinción de animación, ficción o documental y aunque es bastante complicada la confección de esta lista, la hemos cuidado para incluir trabajos muy diferentes y que de verdad nos han llegado a enamorar.

Algunos trabajos pertenecen al 2013, asi que antes de que algunos lectores se echen las manos a la cabeza, os contaremos que los cortos incluidos aquí los hemos visto exclusivamente en festivales de este año. Primero veamos la lista oficial y después os contaremos nuestros motivos. Felicidades a los que están incluidos porque tienen un paso más cercano en las nominaciones de los I Premios Cineysefeliz que anunciaremos el próximo 1 de enero:

1 Foley artist de Toni Bestard

2 Safari de Gerardo Herrero

3 Sequence de Carles Torrens

4 Echoes de Sergio Martínez

5 Walls de Miguel López-Berraza

6 Bitseller de Juanma Sánchez Cervantes

7 Tryouts de Susana Casares

8 El ladrón de caras de Jaime Maestro

9 Elena Asins: Genesis de Álvaro Giménez Sarmiento

10 El amor me queda grande de Javier Giner

11 Ciudadano Torralba Redux de Suso Hernández. 

Menciones especiales:

  • Bikini de Óscar Bernácer Martínez
  • La ropavejera de Nacho Ruiperez
  • La mancha de Javier Abad Moreno
  • Nadador de Dani de la Orden
  • A lifestory de Nacho Rodriguez 
  • Democracia de Borja Cobeaga

 

Foley artist que descubrimos en el último Cinemajove y luego estuvo en la sección oficial de cortometrajes del Festival Madrid Pnr. Toni Bestard no es un desconocido, ya que hasta realizar el largometraje El perfecto desconocido, todo lo que había realizado hasta entonces eran cortometrajes. Niño vudú y El viaje son entre otros pequeñas joyas que este cineasta mallorquín ha dirigido antes de realizar el que para nosotros es su mejor cortometraje. Los  efectos foley son aquellos efectos que buscan la recreación de sonidos que por diversos motivos no fueron recogidos en el momento de la grabación de la escena. El término foley debe su nombre al neoyorquino Jack Foley, el cual desarrollo muchas de las técnicas que ahora se llevan a cabo en esta fase de la producción sonora. Y todo lo que se cuenta, como el cine, simplemente es magia.

2 Safari. Sin duda el cortometraje español más desesperanzador, más lunático y posiblemente mejor rodado del año. Gerardo Herrero realiza un trabajo sublime de dirección a caballo entre Elephant de Gus Van Sant y Polytechnique de Denis Villanueve (Incendies). Todo va de mal en peor cuando comienza el safari. Es el cortometraje que más veces hemos visto este año en pantalla grande: Cinemajove, Semana del corto de la comunidad de Madrid, Cortoespaña, Cortogenia (proyección oficial y en la gala de premios)…

3 Sequence. Carles Torrens se marca un pedazo de corto de ciencia ficción y terror para disfrute de amantes del cine de Sitges. De hecho allí se presentó en 2013 y nosotros pudimos verlo en la Muestra Syfy. Imaginen que todo el mundo huye de ustedes porque han tenido una pesadilla horrorosa en la que ustedes son los protagonistas. Cuando digo todo el mundo es todo el mundo. Imaginen todo el universo soñando la misma pesadilla y por alguna extraña razón usted es el protagonista.

4 Echoes de Sergio Martínez. Seguramente será de 2013 pero como tuvimos la ocasión de proyectarlo en la Librería Ocho y medio y también en ese pequeño Festival llamado Ruralarte en El hornillo Ávila en este 2014, no podemos hacer menos que recuperarlo, porque puede que lo que nos trae este corto sea bien distinto a lo que traen el resto; puede que como discutía con su director, los festivales busquen el contenido social de sus historias y ésta aparentemente no la tenga; pero Echoes es cine que se siente, cine de los silencios y de los espacios, cine que persiste y que vive como lo hacen sus personajes; y por tanto cine que deja huella.

5 Walls de Miguel López-Berraza. Tuvimos oportunidad de conocer a su director casi de imprevisto en la Muestra de cine más pequeña del mundo, en Ascaso (Pirineos), tuve el honor de seleccionar este corto entre otros 9 para que fueran allí visionados, y Miguel que pasaba por allí se acercó a vernos y a hablar de su corto. Y qué decir. Dotar de vida a algo inmaterial no parece sencillo y, sin embargo, con una cámara y siendo testigo directo de varias historias, todo se puede conseguir. Premio del público al mejor cortometraje en Documenta Madrid y esperamos que próximo premio Goya al mejor cortometraje documental. Al menos está preseleccionado. Muy pronto esperamos una entrevista con él.

6 Bitseller de Juanma Sánchez Cervantes. La animación puede servir para tantas cosas que cuando una pequeña obra nos llega tan adentro, se queda en nuestras retinas constamente. Otro de los cortometrajes más vistos en pantalla grande de este 2014, es una delicia de principio a fin. El paso a las nuevas tecnologías de un anciano anclado en el pasado, con la ternura y la belleza propia de alguien que no les ve como un decrépito ser con un pie en la tumba; sino con la sabiduría, inteligencia y saber hacer que permiten el paso de los años..

7 Tryouts de Susana Casares. Recordando un cortometraje que me vuelve prácticamente loco: Dicen de Alauda Ruiz de Azua; Tryouts sigue unos días en la vida de una niña que quiere ser animadora, pero a la que ridiculizan y hacen sentir diferente por llevar el velo musulmán. Si algo también hemos recordado viéndolo es sin duda alguna Billy Elliot, esas ansias por lograr un sueño aunque todos los condicionantes posibles se pongan en tu contra. Tryouts es gran cine

8 El ladrón de caras de Jaime Maestro. El ladrón de caras nace de las manos de otro maestro de la animación: Jaime Maestro Sellés desde la Escuela de Animación Valenciana que tantos buenos pasos está dando: Primer Frame, y que le llevó al propio Sellés a ganar el Goya a mejor cortometraje de animación por otra genialidad: El vendedor de humo.  Atención a la sinopsis de El ladrón de caras: Una misteriosa chica ha sido atacada cruelmente por un poderoso y esquivo enemigo. El Detective Paul F. Gimbal decide ayudarla y lleva a cabo una oscura investigación para intentar vencer al peligroso ladrón que quiere destruirlo todo.

9 Elena Asins-Genesis de Álvaro Gimenez Sarmiento. En la semana del cortometraje de la Comunidad de Madrid pudimos asistir a esta sesión que es incapaz de borrarse de nuestras memorias. Aquí asistimos también a un documental en el que los sonidos, la estética, el tiempo, la distancia, se hacen dueños de la pantalla. La fotografía, el sonido y el montaje son las puntas de lanza de una obra sin igual que tendrá tantos detractores como admiradores. Elena Asins Rodríguez es una artista plástica, escritora, conferenciante y crítica de arte española. Basa su lenguaje plástico en el cálculo sistemático a base de ordenadores. Aquí una entrevista sobre su vida y su obra parece llevarnos a otras dimensiones, las suyas. Fascinante.

10 El amor me queda grande de Javier Giner. Para cerrar la lista (al menos el top 10) este cuento romántico dirigido por Javier Giner (quien este año también presentó para Tve el corto Puerta a puerta que también os recomendamos , por si alguien aún no ha entendido que el producto español es bueno y sólo quien lo desconoce lo rechaza. El amor me queda grande es una mirada nostálgica al mundo de la infancia. Una tarde en un parque con ese sentimiento que te iba a desgarrar entero por ese niño/a al que seguías en cada paso. Es a la vez una comedia negra y con ironía y con sarna, nos habla de que el amor no suele ser ese cuento de hadas al que las películas nos tienen acostumbrados.

10 (+1) Ciudadano Torralba Redux de Suso Hernández. Un gran corto que según la Academia de cine es un corto de ficción también preseleccionado para los Goya, pero que para quien suscribe estas líneas se trata de un falso documental, casi a la manera de Noviembre, pero con “imágenes de archivo” asistimos al recuerdo y memoria “real” de un ciudadano llamado Torralba que se hizo famoso por ser Campeón Mundial del Piedra, Papel o tijera. Asistimos incrédulos y con la sonrisa de oreja a oreja, un corto bien rodado, una fición surrealista y super cómica. Con poco, un trabajo bien hecho.

Hemos visto más de cien cortos españoles este año y por eso la lista sería infinita, esperamos no dejarnos ninguno de los que realmente nos robaron el corazón.  Y mañana publicaremos la lista con los diez mejores cortometrajes extranjeros del 2014.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *