III Muestra de Ascaso: Tati, más cortos y Los increíbles

Cuando Néstor Prades y Miguel Cordero decidieron que había que traer a la Muestra de Ascaso: Cine clásico, la primera opción fue Jacques Tati, por su humor, por su inigualable universo; por su europeísmo y por su sensibilidad a la hora de presentar sus gags.

Padres,niños y ancianos se acercaron ayer a Ascaso para disfrutar de dos clásicos del maestro francés.

En la borda pequeña que se masificó para ver Las vacaciones de Mr Hulot se pudo comprobar a las 18 horas como el cine de Jacques Tati sigue completamente vivo y que como algunos de sus espectadores reconoce “los gags son muy actuales; parece que los personajes estén bailando como en una coreografía.

En la borda grande por la noche pudimos disfrutar de Mi tío, una cinta que a través de gags y de momentos hilarantes ridiculiza a la sociedad de la tecnología y al exceso de máquinas. Un discípulo de Harold Lloyd o de Chaplin (aunque renegaba del último) y a la francesa, que nos ayudó a mantener un jugoso debate posterior.

El viernes tuvimos dos pases de cortometrajes, uno a las 16.30 en su mayor parte para los voluntarios de la muestra; el segundo a las 18 para el público en general. Más de 60 personas pudieron disfrutar de esta segunda selección de cinco cortos que Néstor y Miguel me han dado la oportunidad de realizar para esta III Muestra de Ascaso.

Buenos días, resistencia; de Adrián Orr. 20′ España. 2013. Dentro del fantástico catálogo de Madrid en corto del 2013, se encontraba el que posiblemente sea para quien firma estas líneas el mejor cortometraje español de 2013. Adrián Orr nos cuenta el día a día de la educación, del despertar, de los primeros pasos matutinos de cualquier niño, cualquier padre que adora, acompaña y educa a sus hijos. Desde la belleza del tono documental, rozando la rutina.

Avalancha, de Nerea Castro Andreu. 9′ España. 2013. De corte experimental y con la presencia del actor Álvaro Cervantes es esta avalancha de emociones y de juegos de lenguaje. Un estudio sobre las relaciones humanas y sobre la fuerza de las palabras, lo que decimos, lo que callamos y lo que realmente llega.

El ruido del mundo. Coke Riobó. 13′. España. 2013. El corto de animación de este año, habla sobre la sociedad, sobre historia, sobre memoria, sobre barbaries y todo desde la música. Lo que hacemos con el mundo, como una sinfonía de instantes, de imágenes, de sueños y de ruidos. Una delicia que consiguió el Premio al mejor corto en otro festival amigo: Cine de Música de Roca.

L’arrivée (La llegada), de Fernand Melgar. 9′ Suiza. 2000.  Descubrir a un grandísimo cineasta en un festival de cine como Documenta Madrid, que le dediquen la retrospectiva a un director de cine del que sólo habías leído su nombre en alguna sección oficial internacional,es algo inolvidable. Fernando Melgar se ha criado a caballo entre Suiza y España y tiene la doble nacionalidad, aunque su cine lo realiza desde , porque sus padres fueron españoles y emigraron a Suiza. Las condiciones de este país con la inmigración y con temas como la adopción hacen de este fragmento de un largo llamado Los primeros días, uno de los segmentos más sensibles, veraces y directos del cine contemporáneo. Su cine es cine directo, él coge la cámara y graba lo que se encuentra y desde eso monta historias tan bonitas como esta.

Mi papá es director de cine, de Germán Roda. 3′. España. 2012. Encontrar joyas de tres minutos no es demasiado fácil y para eso surgió hace aproximadamente diez años una de las citas más mediáticas y populares de España en el terreno corto: El NotodoFilmFest, que dependiendo de patrocinador cambia de apellido. En estas últimas ediciones se ha llamado: Jameson NotodoFilmFest. En este corto del que es mejor no hablar por su corta duración, está el paradigma de lo que en este momento es la dirección de cine en España. Un camino intransitable y doloroso. Una huida hacia la nada, desde la mirada jocosa e inocente de una niña con mucha chispa.
cineysefeliz-peque
Después de los cortometrajes pudimos disfrutar de quizás el plato fuerte de esta muestra de Ascaso: la película Los increíbles de David Valero que con la presencia de su entrañable y joven director pudimos disfrutar en la borda grande. Después un coloquio super ameno y comprometido con el entusiasmado director en el exterior. Pudimos volver a ver esta película en pantalla grande (y ya lo habíamos hecho en varias ocasiones, hasta incluirla en una de las mejores películas sin goya del 2013 para Cineysefeliz.

“No tiene nada que ver con aquella película que Pixar produjo para los niños. Se trata de superhéroes reales, los del día a día; los que tienen que hacer frente al mayor de los miedos: la enfermedad y la muerte; los que tienen que pasar todos los obstáculos que se les pongan por el camino: un despido, una ruptura, una pérdida. No se necesitan cómics ni dibujos, todo está en la realidad. Sólo hay que saber encontrar lo idóneo y tener el pulso narrativo y el mimo que tiene David Valero, para crear una película perfecta.”

Fotografía de Carlos Ripollés para Cineysefeliz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *