III Filmadrid 2017 Día 3: Jan Soldat + Ember + Casa Roshell

  • JAN SOLDAT

Le debemos a este Festival, el habernos descubierto en Madrid a un cineasta muy especial y polémico que ya había pasado por la Berlinale y por Rotterdam: Fue en la primera edición de Filmadrid en 2015 cuando en el Cine Paz de Madrid pudimos dialogar con este lunático que es capaz de expresar como mero observador sin caer en subjetivismos facilones ni burlas por doquier, las filias y las fobias más deprabables y perturbadoras. En este caso ha presentado dos cortometrajes, uno de ellos a concurso:

El cine de Jan Soldat es casi una simulación, una preparación escénica en la que se ponen en funcionamiento las fantasías sexuales y vitales más inconfesables e incomprensibles.

Happy Happy Baby es un cortometraje de 20 minutos en el que observamos un cuarto infantil, oímos a padres contar un cuento a sus hijos, imágenes de programas infantiles, pero en vez de haber bebés al otro lado de la pantalla, quienes se hacen pasar por esos retoños no son más que adultos con una extraña filia. Ante la cámara se comportan como estos bebés y también explican como afecta este comportamiento a sus rutinas y a sus relaciones. Si pueden tener pareja, si pueden hablar de esta extraña mania con sus conocidos, familiares y amigos.

Protokolle está fuera de competición y su resultado es mucho más inquietante e impactante. Utilizando el desenfoque para jugar hasta el último momento con el espectador que en los títulos de crédito buscará impávido si los testimonios son reales (lo son en parte: cada palabra es real, pero son textos que al final han sido representados por actores y actrices.), se nos muestra un diálogo indescriptible entre el director y unos sujetos que dicen que quieren ser “comidos y asesinados por otros”. Los protagonistas comentan esta filia sexual desarrollada en sus más tiernos años y la necesidad de su consecución. Siempre el cine de Soldat te deja un poso amargo, te acojona, es capaz de presentar realidades obsesivas y maquiavélicas, casi diabólicas desde un punto de vista naturalista y documental lejano a la subjetivización. Soldat no quiere posicionarse sino mostrarnos realidades, que “afortunadamente” desconocemos. Por eso deja libre albedrío en los testimonios, para que sean sus víctimas quienes lo expongan a su manera y hablen exactamente de lo que quieran.

  • EMBER

El turco  Zeki Demirkubuz forma parte del Nuevo Cine Turco junto a cineastas como Nuri Bilge Ceylan o Reda Erdem. Fue encarcelado con 17 años por formar supuestamente parte de grupos marxistas. Nausea (Bulanti, 2015), su anterior film,  compitió en la pasada edición de FILMADRID. Ember en su versión anglosojana y Kor en su turco original, la película sería algo así como Ascua1.

1Pedazo de cualquier materia sólida y combustible que por la acción del fuego se pone incandescente y sin llama.

 

Ember (Zeki Demirkubuz, 2016)

Cema, su esposa Emine y su hijo vivirán una pesadilla cuando él es detenido en Rumanía. Emine y su hijo enfermo quedan desamparados con la imperiosa necesidad de que el pequeño se someta a una operación para salvar su vida. Emine comienza a trabajar en la fábrica donde se encuentra con Ziya, ex jefe de su marido. El tiempo pasa y Cema regresa, ve a su hijo sano y salvo y a su mujer trabajando. Pronto Cema se entera que su ex jefe pagó la operación y que es muy cercano a su familia…

Se le dice deudor de cineastas como Chantal Akerman o Yasujiro Ozu, pero con una personalidad única y una puesta en escena coherente y muy diferenciada, Demirkubuz encierra el drama de sus personajes desde la lejanía, desde el espacio situado al lado del principal, nunca desde el mismo lugar, como si fuéramos observadores de una realidad que debería habérsenos ocultado. Nos encierra en la sensación de cautividad de los personajes, su deambular cautivo y prisionero de una realidad que se les escapa de su control.

  • CASA ROSHELL

Casa Roshell  es una película mexicana de la chilena Camila José Donoso, que fue  presentada por ella misma. Cómo reflejar el travestismo y la transexualidad desde la naturalidad y el sosiego, sin prejuzgar y también magnificando la observación. Casa roshell lo mismo transita la ficción que el documental y lo hace dándonos a conocer un espacio de título homónimo y sus habitantes: en su mayoría hombres transexuales o travestis. Casa Roshell es un club donde todos aprenden a ser, vestir, caminar y hablar de una manera más femenina. Pero en su metraje aunque sólo veamos el interior del club, también se perfilan sus vidas al exterior: Sus ocultaciones, sus familias, sus sueños, sus aspiraciones, sus decepciones y todos los errores que cometieron, sus sentimientos y todo lo que perdieron. Conseguimos penetrar en sus almas y lo hacemos gracias al lugar en el que se encuentran. Un lugar que les permite ser libres. Un lugar donde pueden soñar y representar el rol que realmente quieren tener, sin hacer daño a nadie, sin que nadie les juzgue por lo que son.

Casa-Roshell-Imagen

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *