Festival de cine Alemán. Días 1 y 2: Fukushima, Skaters, Hitler y lobos

No, no me lo invento. Cuando digo que posiblemente el Festival de cine alemán sea el mejor programado de Madrid, con permiso de Documenta Madrid, en largometrajes me refiero. Llevo cinco años acudiendo al certamen en el cine Palafox y siempre he encontrado una ristra de grandes títulos que junto a los estrenos alemanes de cada año como en 2016: El caso Fritz Bauer o en el 2015 la exquisita Victoria, vienen a completar el potente catálogo de las mejores películas que se realizan en Alemania año a año. No es sólo opinión mía, muchos críticos veneramos este festival, aunque se escuchan voces discordantes y algunas otras que apuntan a que “los alemanes no saben o no hacen comedias”.

Cine alemán, como espectadores también, hay de todos los gustos, pero siempre se le encuentra algo que lo hace ser ameno, interesante, sencillo y muy potente.

Este año el Festi alemán cumple su mayoría de edad, 18 años trayendo a la capital española el cine alemán con sugerentes ciclos como el de este 2016: La movida Berlinesa.

  • Fukushima Mon Amour. Dirigida por Doris Dörrie. La veterana realizadora, entre otras de una preciosa película llamada Cerezos en flor acudió a Madrid para celebrar la mayoría de edad del certamen alemán de la capital. Su aspecto juvenil y su modo de hablar, simpático y vivaz, no cuajan con su edad ni tampoco con todo lo que dice haber vivido.

  • Mi vida a los sesenta. Curioso es cuanto menos que se diga que no se hacen comedias en Alemania. Ah no, disculpen, dicen “buenas comedias”;. Me gustaría rebatirles pero lo cierto es que en este caso vuelve a cumplirse. Una bióloga en la sextena deprimida y con pocas dotes comunicativas y relacionales, quiere ser madre. Sólo para poder tener alguien a quien querer por encima de cualquier otra cosa, animal o persona y que el sentimiento sea recíproco. Quizás porque no supo amar es que no es amada. Me pregunto qué hubiera ocurrido con esta historia si hubiese explorado la vertiente dramática. Pero no lo hace; sino que buscando el humor muchas veces cae en situaciones ridículas y previsibles. Se intenta salvar llegando a la comedia romántica con el mantra del: “Llevas toda la vida buscando, pero estaba más cerca de lo que imaginabas”…
  • Ha vuelto. Curiosa sátira de tremenda actualidad. ¿Qué pasaría si Hitler no hubiera muertualo y se encontrara en nuestro mundo actual en la capital alemana? ¿Cómo se enfrentaría a nuestro mundo actual?  Y sobre todo, ¿como se enfrentaría a él nuestra sociedad? ¿O no se enfrentaría?¿Miraría la sociedad para otro lado o apoyaría la barbarie en el Estado actual de Europa y el mundo? Ha vuelto es una fantástica historia que nos coloca un espejo delante y nos pregunta si tenemos realmente los totalitarismos superados y olvidados: lo más inquietante es que sabemos que no. Y que las consecuencias pueden ser verdaderamente grotescas.

¿Se imaginan una película española con la figura ridícula de Francisco Franco caminando por las turísticas y cosmopolitas calles del Lavapiés actual?

  • Esto no es California. Entre el documental y la ficción nos trasladamos a través de los flashbacks a la Alemania separada de los años 80 en un grupo juvenil de skaters, cuya pasión y excesos hicieron conocidas sus hazañas en el Berlín de la época. La película pertenece al ciclo La movida berlinesa.

  • Salvaje es el triunfo de una extravagante historia, de aquellos que no quieren pertenecer a la sociedad; de aquellos que optan por otros caminos, sean cuales sean sus intenciones y logros. Ania ha sentido la llamada de lo salvaje tras intercambiar una profunda mirada con un lobo extrañamente cercano a unas viviendas alemanas. Ania decide llevarse al animal a casa, a sabiendas de que puede ser devorada y con miedo a cualquier comportamiento agresivo del animal. El interés pasa a ser amor y el amor se convierte en deseo. Lilith Stangenberg se desnuda física y emocionalmente en esta cinta que no se parece a ninguna otra y que es un auténtico viaje al fondo del alma y de los sentimientos. Memorable la secuencia musical con el Retrograde de James Blake y con el despertar a un deseo sexual por un animal de una actriz en estado de gracia. Completamente recomendable esta pequeña cinta alemana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *