Europa se olvida de Adele y se queda con La gran belleza.

-

Cuando durante el X Festival de cine europeo de Sevilla se anunciaron las nominaciones de los Premios de cine Europeo, nos entristeció y alucinó que la mejor interpretación femenina de los últimos años en el cine europeo, la perpetrada por Adele Exarchopoulos en La vida de Adele, no estuviera ni siquiera nominada. Sólo conseguían mención la direción y la propia película que ya se alzó con la Palma de oro en Cannes.

Los Oscars dejan mucho que desear, pero que unos premios europeos sean incapaces de valorar el verdadero talento innato, las historias que van mucho más allá de celuloide y sombras. da bastante pena.

Así, y todo, la mejor película de este año para los Efa (European Film Awards) es una sólida, inquieta y redonda La gran belleza del director italiano Paolo Sorrentino. Su dirección le ha valido también el premio al mejor director y se ha alzado con otros dos galardones, el premio al mejor actor para Tony Servillo y el premio al mejor montaje (Cristiano Travaglioli).

-

Blancanieves también se fue de vacío aunque sus opciones eran igualmente reducidas: optaba a mejor película y mejor director. Aunque todo hay que decirlo, la delegación española ya había ganado el premio al mejor vestuario para Paco Delgado por Blancanieves. La suerte de Pedro Almodovar se quedó en el Premio a toda la carrera. El nuevo galardón a la mejor comedia donde Los amantes pasajeros concursaba, se fue a parar a manos de Susane Bier con su El amor es todo lo que necesitas. Almodovar fue al escenario cuando sonaban Los Panchos, todos le vitorearon. Todos le adoran y él se siente adorado. Se jacta de que es uno de los lugares donde mejor se ha sentido, quizás porque le han mimado mucho en estos premios, y ya sabemos, que cuando al director manchego se le critica, ese medio ya deja de tener credibilidad, las cosas como son. Si es cierto que fue bastante crítico con la situación actual política y social que se vive en España. Llamó a la resistencia ante un gobierno (el del Partido Popular)  y a los españoles que son“víctimas de un gobierno sordo e insensible a los problemas que estamos viviendo”. Esperemos que Almodovar vuelva a su gran cine, porque este Los amantes pasajeros parece una mancha profunda y olvidable de la que parece imposible recuperarse.

François Ozon se llevó con su Dans la maison (En la casa), la ganadora de la Concha de Oro de San Sebastián en el año 2012, el merecido premio al mejor guión. Aunque tampoco se entiende su ausencia en la categoría principal.

Y todo por hacer sitio a una película melosa, facilona, que ya se quedó con el favor del público en Sevilla, que me perdonen porque no es mal cine para nada, sino que es insulso, mil veces visto y lacrimógeno: The broken circle breakdown (Alabama Monroe). Su actriz a la manera de Reese Witherspoon en En la cuerda floja se alzó con el premio a la mejor actriz del año, esto le duele a Adele, nos duele a nosotros y le duele a la Barbara Sukowa que en Hannah Arendt hace una interpretación fascinante. Pero la mejor actriz de esta edición es Veerie Baetens.

El premio Descubrimiento Europeo este año estaba calentito, porque aglutinaba a películas que este último año han tenido el beneplácito de la crítica o el público en diferentes certámenes. Quizás este haya sido este año el premio más importante de todos, porque en él se daban cita una de las mejores cintas españolas del año: La plaga de Neus Ballús. Al final el premio ha sido más que previsible, ya que la cinta alemana se codeaba en la categoría principal con Adele, Blancanieves, La mejor oferta, Alabama Monroe y La gran belleza. Oh boy de Jan Ole Gerster consiguió el galardón, y pasó por encima de cintas de la talla de la de Ballús, Miele, Call girl o Come, duerme, muere.

El mejor documental fue The act of killing, que parece haberse ganado el beneplácito de cada festival de cine en el que se presenta y el premio a la mejor película animada fue a parar a manos del gran Ari Folman por su The congress.

Death of a shadow es el cortometraje ganador y viene de Francia y Bélgica. Habla sobre el alma o la sombra de un soldado muerto en la I Guerra Mundial que es capturado por un coleccionista. Es un cortometraje de género fantástico que ya fue nominado a los Premios Oscar y que ha ganado a uno de los grandes favoritos, el español: Una historia para los Modlins.

Que el mejor diseño de producción sea el de Anna Karenina, con permiso de Blancanieves es indiscutible, para saber si la mejor fotografía debe ser la de Fill the void, una cinta israelí, tendremos que esperar un tiempo hasta su estreno.

El mejor sonido es para una de las grandes produccines del 2013 en el cine europeo, la trilogía de Ullrich Seidl, en este caso Paraiso: Fé. Y la mejor composición, la mejor música original, sin lugar a dudas para uno de los maestros: Ennio Morricone por La mejor oferta.

Otro de los premios de la Academia de cine Europeo a toda la vida, fue para la actriz francesa Catherine Deneuve o para la productora Ada Solomon.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *