Convicto (Starred Up): David Mackenzie encierra a Jack O’Conell

En Convicto, una cinta inglesa de David Mackenzie (Perfect Sense, Hallam Foe y Young Adam), al servicio de una espectacular interpretación del joven Jack O’Connel se nos cuenta un drama carcelario en el que un adolescente violento de 19 años, que lleva por nombre Eric y por apellido Love y con problemas es trasladado a una prisión para adultos, donde se encuentra con alguien que le hace frente.

Como decía Jean Paul Sartre en una cita que aquí se trae a colación: A puerta cerrada. El infierno son los otros.

Tres puntazos para ir a ver este peli. Y lean bien. No siempre se cuentan con tres razones tan poderosas para ver una película de las estrenadas en la actualidad:

1ª: Jack O’Connel, el protagonista, que también lo fuera de esa pequeña pero redonda cinta inglesa: 71′. Realiza una labor fascinante, difícil. El arco de transformación desde que comienza la película es bestial y es capaz de expresarlo incluso sólo con su mirada.

2ª Donde veíamos estridencias y lejanía de la realidad, por ejemplo en Celda 211; nos acercamos más a lo conseguido en una serie tan fascinante como Orange is the new black o incluso a los avances que el arte tiene en los presos, si bien aquí el arte sólo está representado por la terapia de grupo, como el teatro en César debe morir de los Hnos. Taviani.

3ª Cuestionarnos la labor del sistema penitenciario occidental. ¿La privación de la libertad se produce como castigo o más debiera ser como reinserción? La cárcel debería ser más una escuela que un lugar donde enviar a la gente que no sabe vivir e sociedad.

Atención a los momentos iniciales. 15 minutos aproximadamente sintiendo lo mismo que su protagonista, entrando en esa institución penitenciaria. Asiéndolo de la manera más ruin y cacheándole hasta el alma, cruzamos con Eric pasillos y portones, rejas y más controles. Conocemos poco a poco al personal que “velará” por su integridad y le adentramos en la garganta del infierno.

Lo más jodido (disculpen la expresión) de esta cinta es comprobar cómo las cloacas del mundo están en realidad así hoy en dia; la intención de mostrar y demostrar que todo lo que allí acontenció es o fue verídico.

Gran dirección de actores en la que también destacan: Ben Mendhelson como padre o Rupert Friend (que ya podemos disfrutar en Homeland) como psicólogo y mentor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *