A escondidas (Mikel Rueda, España, 2014): ¿Preparados para ver a dos niños de 15 años enamorados?

a escondidasTabús. Todos rodeados de tabús. “Una sociedad que se cree muy moderna y que no es capaz de aceptar o al menos entender cómo dos niños de catorce años pueden llegar a enamorarse, porque esta es una historia de amor”. Declaraciones de Mikel Rueda, el joven director de esta cinta, que recogeremos en la entrevista que hemos grabado para Cineysefeliz.

A escondidas se ha estrenado gracias a Vértigo Films el viernes 10 de octubre. Para los que no conozcan el trabajo de su realizador y su persona os contaremos una bonita anécdota. Muchos conoceréis la Muestra de cine de Ascaso en Pirineos, este pasado agosto cumplió su tercer año. Y en aquella primera edición en 2012 éramos una familia mucho más pequeña a la que entre otros llegaron cuatro jóvenes con su tienda y con un perro. Entre ellos Mikel Rueda, director de A escondidas. Venía porque habían oído por las ondas sobre esta muestra y querían descubrirlo ellos mismos. Empapados de cine a cada instante. Comíamos, nos despertábamos, hablando de cine. Ya allí Mikel nos habló de este proyecto con el que nosotros también hemos soñado desde ese momento. Y pudimos ver su cortometraje Agua protagonizado por Álex Batllorí y Fernando Tielve y Álex Angulo que también participó en A escondidas antes de su fatal desenlace.

A-ESCONDIDAS-06-2k-239-sin-in-ni-outro_85947En el año 2013, en la segunda edición de dicha muestra, no pudimos contar con la presencia de Mikel pero sí que tuve el gusto de programar otro cortometraje anterior: Cuando corres. Un niño inmigrante escondido y asustado en los bajos de un camión, llegando a su “tierra prometida”. Sudores, suspense, miedo y ausencia total de la inocencia. No porque no exista, sino porque se la arrebatan.

 

Ahora con A Escondidas Mikel dice que “Quería saber qué que le pasaba a aquel chico marroquí que llegaba asustado en los bajos de aquel camión. Quería conocer cómo era acogido por las autoridades. Dónde iba a vivir. Qué iba a estudiar. Y sobre, todo quería saber, conocer, y contar los sentimientos de un chico de 15 años, en un mundo inhóspito y hostil para él. Y es que cada inmigrante, cada chaval, trae una historia consigo. Trae una manera de ver y sentir el mundo. E Ibrahim trae la suya propia. Por eso, “A escondidas” es una historia que va mucho mas allá de lo que a simple vista puede parecer. Es una historia que indaga dentro, allí donde el verdadero ser humano se esconde. Y es ahí a donde pretendía llegar. Porque detrás de cada drama, siempre hay una historia. Y esta historia se cuenta entre dos. Entre dos chavales. Uno marroquí. Y otro español. Ibrahim y Rafa. Dos chicos, que con 15 años, de repente, descubren que detrás de esa amistad que se han ido labrando, hay algo más. Descubren que sienten algo más. Algo que no pueden controlar. Que no quieren controlar. Y eso, además de humano, es bonito. Porque el primer amor, el de verdad, tan solo se vive una vez. Ya seas heterosexual u homosexual, ya seas marroquí o español. Y ahí radica su valor. Que aunque a primera vista haya muchas cosas que nos separen, hay algo que nos une por igual. Los sentimientos. Todos sentimos. Y de eso no se libra nadie”. Y eso añado yo, es lo que nos hace a todos iguales sobre todo, el sentir, además de humanos.

Tienen quince años, están en un mundo y una sociedad que les impide salirse de las reglas establecidas. Salirse de la norma siempre ha implicado exclusión social. Se conocen y se quieren. Quizás lleven toda la vida buscándose. No es una película de temática homosexual porque como bien dice su director, el amor no tiene fronteras ni los sentimientos tampoco. Es una película sobre la búsqueda de un lugar en este mundo inhóspito. Un lugar en el que otro u otra te comprenda para compartir el camino, donde todo sea más fácil.  Más cuando llegas a un lugar que no es el tuyo, porque esta cinta habla de amor entre dos muchachos pero también de inmigración. Y la película juega con la empatía, desde el minuto 1. Posiblemente la mayoría de los que leáis este texto no hayáis pasado por unas circunstancias similares a las del protagonista Ibrahim. Imaginad llegar a otro país siendo casi un crío, intentar labrarte un futuro y que tus días estén contados. Cuando quieran echarte lo harán. Imaginad ahora, esa tierna edad, donde todo se vive de manera extrasensorial, donde todo se sufre y se siente a flor de piel, donde cualquier pequeña fisura es un gran problema e imaginad también que te enamores de alguien y que ni tú ni ese alguien ni mucho menos el resto de asistentes a este espéctaculo llamado vida, estén preparados para que viváis ese amor. Imaginad por último, que sería tan importante que lo viviérais que puede que fuera el único motor que os permitiera salir adelante, fuesen cuales fuesen los problemas. Ese es el amor, lo cura todo pero a la vez que difícil alcanzarlo y qué difícil mantenerlo. Rafa es un chico perdido en un grupo que no le entiende, incapaz de explicar por qué le pone nervioso hablar de las chicas y completamente obsesionado por el chaval marroquí que acaba de conocer, que se convertirá en su amigo, y por qué no, también en su amado.

ggg

Para dar vida a estos dos chavales Mikel Rueda se rodeó de grandes directoras de casting como Yolanda Serrano y con ellas encontró a Adil Koukouh (más conocido por su papel en la serie El príncipe) y a Germán Alcarazu (que se enfrenta a su primer papel ante las cámaras). Nos cuentan ambos en este podcast como fue todo el proceso de creación de A escondidas, su trabajo con Mikel, su experiencia en la cinta, con sus personajes y cómo se enfrentaron a una historia que posiblemente a muchos grandes actores les daría pánico interpretar siendo tan jóvenes:

 

 

 

Toda una experiencia para estos dos jóvenes lejos de la pantalla. Como buenos actores, han realizado un trabajo impecable en el que se han metido de lleno en la piel de dos chavales seguramente muy lejanos a lo que son ellos.

Pero sin duda quien mejor nos puede hablar de este trabajo es su director. Un bilbaino nacido en los ochenta que quería sacar esta historia a la luz casi desde que empezó a estudiar cine. A escondidas es su primera película en solitario, después de haber filmado por encargo la cinta: Estrellas que alcanzar. A escondidas ha sido posible gracias a las ayudas de desarrollo de guión y de producción tanto estatales como del gobierno vasco.  Es una cinta pequeña sin grandes patrocinadores, pero con mimo e ilusión, medida y estudiada para su análisis.

 

 

Mikel es un inconformista. No le basta con haber realizado ya varios grandes cortos, ni una ópera prima en solitario  sólida y que se defiende sóla. Quiere agitar conciencias, romper tabúes y sacarse una pequeña espina de sus entrañas: Quiere contar ese primer amor, el que duele, el que no se entiende; quiere hacerlo desde la edad más tierna y ante todas las adversidades posibles. Y ante ello, la vida. Tampoco se conforma Mikel con una narración clásica, su forma de contar no difiere demasiado de la de un puzzle, la misma hazaña vista por varias personas y en diferentes momentos, porque nuestra memoria juega también a estas cosas. Se nota también que es un melómano porque cuida las canciones presentadas y su ritmo de una manera natural y sensible. La cadencia de las imágenes es cadente y su regusto es sentido y mimado.

Cinco cines exhiben esta película en la Comunidad de Madrid a un día de su estreno. Haced el favor de ayudarla viéndola en pantalla grande. Lo merece. Las salas son: Cines Acteón, Cines Paz, Cines Princesa, Cines Palacio de la Prensa y Kinepolis.

Un comentario

  • iuri cardoso

    mejor película que he visto en mi vida, que me estremeciera, se necesita mucho de originalidad para hacer una película de este tipo, he visto un 6 y no se cansa, tiene que ser la segunda película! el Ibrahim y rafa son muy hermosos y no hay mejores actores pa hacer esta película !! muchas gracias a la producción y el director! mi sueño es hacer una película tan !!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *