64º Festival de San Sebastián: Sección oficial

Lo del Festival de San Sebastián y su sección oficial a competición es de traca. Llevamos cinco años acudiendo a la cita donostiarra y en cada edición disminuyen la calidad de las películas. El volumen de películas que para la crítica generalista aprueba es cada vez menor. Este año nos ha costado aprobar a más de 7 de las 17 películas presentadas. Este es nuestro top y un resumen de todo lo que hemos visto.

  1. Nocturama
  2. Lady Macbeth
  3. El invierno
  4. Jesús
  5. Yourself and hours
  6. La reconquista
  7. Que Dios nos perdone
  8. The giant
  9. Playground
  10. I am not Madame Bovary
  11. Ikari Rage
  12. El hombre de las mil caras
  13. As you are
  14. American pastoral
  15. Orpheline
  16. The oath
  17. La doctora de Brest

 

Las propuestas más arriesgadas, interesantes y polémicas.

Si en ediciones pasadas, cubiertas también para Cineysefeliz tuvimos la posibilidad de descubrir dos conchas de oro casi indiscutibles como Magical Girl o En la casa; o una pequeña producción que realmente se mereció el gran premio como Pelo Malo, también nos enfrentamos el año pasado a una Concha de oro tan inaudita como insulsa: Sparrows, Y este 2016, Rebordinos (director del festival) y su equipo nos lo han puesto realmente difícil por el precario nivel de las propuestas y por la absoluta falta de interés en las a priori más interesantes películas.

Nocturama se presenta como la propuesta más inquietante y provocadora del certamen y, por tanto, sabemos que será difícil que la premien. El Zinemaldia suele premiar a las películas que no generan fuertes impresiones u opiniones extremas. Las que menos polémica suscitan acaban llevándose el premio gordo. Bonello es el cineasta encargado de suscitar los mayores halagos y los más variados insultos de esta edición. El francés responsable de películas tan imprescindibles como Casa de tolerancia (L’apollonide) o Tiresia se enfrenta en esta ocasión a un cuento cruento y lejano a la lección moral que bebe de las fuentes del Polytechnique de Denis Villenueve o del Elephant de Gus Van Sant. El retrato de unos adolescentes a los que el sistema recrudece, pervierte e inhabilita como seres humanos. No hacen faltan razones pero parece que no haya vuelta atrás. Los primeros instantes de esta cinta son mágicos, te acompañan, te arañan, te seducen ante su propio devenir hacia el lado oscuro. Después nos llevan al delito escenificado y recordado durante todo el resto del metraje. Pero no es en eso en lo que se centra Bonello, sino en el antes y el después y sobre todo, en que en ese antes y ese después, en realidad sólo se encuentra la nada. Y ante la nada, no hay mucho más allá que divertirse y dejar el tiempo pasar. También cerca de The bling ring, Nocturama es el retrato caricaturizado de una juventud sin ideales y con una total falta de escrúpulos. Una juventud perdida que no necesita motivos para la destrucción, porque ya nos hemos encargado nosotros como sociedad de destruirles. Es la película polémica de la sección oficial. La cinta que más opiniones extremas tiene.

Playground en este sentido, y aunque muchos de mis compañeros de San Sebastián comenzarían una pelea verbal pero encarnizada, si leyeran estas palabras, se convierte en otra apuesta radical más cercana al cine de Locarno o de Rotterdam. De hecho, no me hubiera extrañado verla incluso más cerca en el Cinemajove de este año. Playground fue seleccionada después de una disputa interna en el comité de programadores de San Sebastián. Era dura, compleja, sin concesiones y aparentemente gratuita. Y hablaba de un tema muy complejo y polémico: la violencia infantil. En una sección oficial con una media tan pobre, haber apostado por esta cinta nos hubiera motivado de alguna manera. Mis compañeros críticos la detestan casi sin concesiones. Yo le doy un porque me parece mucho más compleja de lo que cuentan y porque creo que detrás de todo hay una mirada. Y ese es el cine que disfruto al descubrir en un festival. El plano final es sólo la contemplación de lo cruento, de la barbarie, con el ojo de espectador alejado con el que todos los días contemplamos la deshumanidad y la injusticia a la vuelta de la esquina. Cine polaco que difícilmente se estrenará en España.

Lady Macbeth es una gran puesta en escena de una historia que aparentemente no tiene subtexto, no tiene capas y se limita a la narrativa convencional y a la dirección artística de época que hace de la cinta una historia que atrrapa y que encandila, sobre todo, por una estupenda interpretación protagonista.

Jesús viene de Chile y es la segunda película de ficción del cineasta Fernando Guzzoni. que ya ganó premio en Nuevos Directores con Carne de perro. Jesús es una libre interpretación del asesinato de Daniel Zamudio perpetrado hace unos años en Chile, al que supuestamente asesinaron por motivos homófobos. Fernando Guzzoni lo enfrenta desde la perspectiva de uno de los muchachos que le atacó: Jesús y convierte su odisea sensorial y juvenil en una ruptura con todo, incluso con su padre. Nicolás Durán en su primer papel protagonista se enfrenta a un personaje dificil en este drama que a pesar de caer en tópicos burdos acaba con un final inesperado y abrupto pero muy interesante. Nicolás decía que su personaje “Requirió de mucha dedicación investigativa y de sensibilidad. Tuve que sumergirme en lugares oscuros para llegar a una síntesis de lo que quería mostrar con Jesús”.

El cine de autor pequeño y sensible.

El invierno, Yourself and hours y I am not Madame Bovary.

En el momento en el que vimos El invierno en el pase de prensa en San Sebastián, pensamos que se podría ir del certamen con algún premio importante. Un cine pequeño, de buena factura y sin grandes pretensiones, que podría gustar al presidente del jurado: Bille August.

Yourself and ours es otra cinta habitual en el cine del gran Hong Sang-soo

 

El cine español en la sección oficial.

La reconquista, Que Dios nos perdone y El hombre de las mil caras.

De las tres propuestas españolas de este año, una nos daba mucho miedo: El hombre de las mil caras por si acababa sucumbiendo en los laberintos de la sordidez política, sin más análisis que el propio relato de los acontecimientos. La historia de Paesa es interesante sí, pero

 

Dos propuestas que más que aceptación producen sonrojo.

The giant y Orpheline

Las comedias involuntarias.

As you are y American pastoral

Por mucho que queramos a Ewan Macgregor eso no le da derecho a hacer tamaña porquería. Parafraseando a Manuel Barrero (Tierra Filme)

Los telefilms de Antena 3.

Todos los años nos preocupa que este festival se convierta en un certamen de tv movies para que las dos principales productoras españolas traigan sus productos: Telecinco Cinema y Antena 3.

La doctora de Brest y The oath.

Las películas fuera de concurso

Un monstruo viene a verme, Colossal, Snowden, Your name y La odisea.

Lo sentimos. Debemos ser de los pocos medios que no han visto lo nuevo de Bayona en el certamen donostiarra y me van a permitir que como no la he visto no hable de ella (aunque no suele ser lo habitual en esto de la crítica).

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *