17º Festival de cine alemán: Las mentiras de los vencedores y About a girl

Si el año pasado abríamos el Festival con una decepcionante Destino Marrakech, este año lo hemos hecho con Las mentiras de los vencedores, otra decepcionante cinta que bebe de muchas otras.
Desde German Films y el Instituto Goethe, con el apoyo también de la Embajada de la República Federal de Alemania en Madrid y de los Cines Palafox, que le acogen; y a punto de cumplir los 18 años que le darán la mayoría de edad, el certamen regresa a la capital con una selección nuevamente atractiva. Las mentiras de los vencedores se presentaba como inauguración a este festival centrada en un caso de envenanamiento en las tropas aliadas en Afganistán.

Las mentiras de los vencedores (Die Lügen der Sieger, Christoph Hochhäusler, Alemania, 2014)

El cuarto largometraje de Christoph Hochhäusler (Milchwald o Falscher Bekener) se presentó con una tibia acogida en festivales como Bafici o Roma. El problema de Las mentiras de los vencedores es intentar llegar a muchos más caminos de los que puede con un guión loable pero estirado y mostrando el trabajo periodístico desde dentro. En la carrera estudiábamos el modelo de la agenda setting * (explicado al final de este artículo) que en pocas palabras consigue que los Medios de Comunicación establezcan cuáles son los temas de los que debe hablar la opinión pública. Esta cinta: Las mentiras de los vencedores intenta que ese sea su leitmotiv pero se pierde en pequeñas historias dramáticas insulsas, absurdas y banales. Lejos quedan  Primera plana de Billy Wilder o Todos los hombres del presidente.

El primer error es perderse en un laberinto de hechos reales para construir una ficción sobre las secuelas del actual periodistmo; no se centra en un hecho en concreto. Se plantéan un sinfín de temas y el espectador se cansa. Ademñas los personajes son mayoritariamente planos y carecen de ese arco de transformación que suele convertirlos en personas y no en personajes.
Florian David Fitz y  Lilith Stangenberg encarnan a la pareja protagonista brindándola, contra todo pronóstico, algunos de los momentos más románticos y seductores del film.

Perteneciente a la  Escuela de Berlín , Christoph Hochhäusler pasó por Cannes con The City Below (2010) pero aún no se ha ganado a la crítica internacional. “En 1982, la muerte de Rainer Werner Fassbinder marcó el fin de aquello que hasta entonces se conocía como el “Nuevo Cine Alemán”. Después de Kluge, Wenders y Herzog se esperaba una generación de recambio, pero los ’80 y buena parte de los ’90 resultaron un páramo. Esa renovación tardó casi tres lustros. Llegó, por fin, con la llamada “Escuela de Berlín”, todo un abanico de nombres nuevos que comenzó a llamar la atención en el circuito de festivales internacionales (el Bafici no fue la excepción), muchas veces a partir de su lanzamiento en la Berlinale.

A diferencia de la generación de Oberhausen, la “Escuela de Berlín” -una denominación que sus mismos integrantes rechazan, en principio porque no todos provienen de la capital alemana ni de su escuela de cine, la Deutsche Film- und Fernsehakademie Berlin (dffb)- no tiene un manifiesto ni un programa en común.

Lástima que Las mentiras de los vencedores sea una cinta vacía, cautiva de sus propios objetivos y demasiado ambiciosa, para al final no llegar a casi nada.

About a girl (Mark Monheim, Alemania, 2014)

Esta cinta que en ñoñería recuerda a la mucho más madura Restless de Gus Van Sant es una cinta sobre la adolescencia, la búsqueda de un camino, sobre el primer amor, sobre sentirse diferente…

About a girl comienza con un intento de suicidio y transita entre visitas a un psiquiatra por el arduo camino del encuentro y de la consecución con los propios actos. En una de las mejores escenas de la cinta, la madre de esta chica perdida le confiesa a una cuidadora social que quiere arrebatársela lo que implica tener dieciséis años: estar perdida, pensar que nunca te enamorarás, darte pánico salir a la calle y no saber nunca qué ponerte. Vale, es cierto. pero no creo que se necesitara tanta sensiblería para contarlo. Innegable una buena elección de la banda sonora. E innegable la complicidad de ella y su chico perdido, ese otro adolescente extravagante y simpático. Pero lejos de eso About a girl es otra película olvidable, y no, no empezamos bien.

Quizás si se hubiera centrado más en dar respuesta a la gran pregunta de la humanidad: ¿Por qué estamos aquí? ¿Merece la pena vivir? Otra cosa hubiera sido, pero como la película inaugural, se pierde en recovecos y absurdas rutinas y sensiblerías baratas.

* La teoría del establecimiento periodístico de temas de discusión, también conocido por el anglicismo teoría de la agenda-setting postula que los medios de comunicación de masas tienen una gran influencia sobre el público al determinar qué historias poseen interés informativo y cuánto espacio e importancia se les da.El punto central de esta teoría es la capacidad de los medios de comunicación para graduar la importancia de la información que se va a difundir, dándole un orden de prioridad para obtener mayor audiencia, mayor impacto y una determinada conciencia sobre la noticia. Del mismo modo, deciden qué temas excluir de la agenda. Más claramente, la teoría del “establecimiento de la agenda” dice que la agenda mediática, conformada por las noticias que difunden los medios informativos cotidianamente y a las que confieren mayor o menor relevancia, influye en la agenda del público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *