15ª Muestra Syfy: Día 4: Día de las mujeres y del final

Parque Jurásico

Volver a ver el clásico en pantalla grande en la Muestra Syfy es un placer digno de los más cinéfilos. Rodeados de familias que conmemoraban el 25 aniversario del estreno del largometraje de culto de Spielberg y a las puertas de que Bayona haga historia estrenando Jurassic World 2 para convertirse en una de las películas más taquilleras de la historia- y sino al tiempo. Lo que nos da esta película es un viaje a la infancia, a nuestras locuras y sueños donde los dinosaurios son reales…y también los peligros.

Cómo no, destacar el impecable trabajo de ese genio llamado John Williams, los efectos visuales del momento y el ritmo trepidante del montaje.

I am not a witch

Es una película que desde el minuto uno cuestionas que vaya a funcionar en la Muestra Syfy. Es cine de autor, social y encima proyectado a las 15.30 horas, cuando medio cine estaba dormido y el otro medio estaba despotricando y arruinando el cuidado ritmo de la película, lento sí, pero perfecto para la historia narrada. Peli profunda y con mucho subtexto que nos da a conocer una extraña realidad en una tribu africana actual, donde hay mujeres apartadas de la sociedad porque se dice de ellas que son unas brujas y portan para que no escapen, y para que sean socialmente condenadas, una cinta blanca atada en un extremo a su cuerpo y en el otro a una imponente barra de madera con forma de imponente bobina. The wound femenina y sin conflicto sexual, con el paso ligero de Haneke y la mirada del cine social.

The endless

Justin Benson, Aaron Moorhead lo han vuelto a hacer. Ya lo hicieron en Spring que también pudimos ver en la Muestra hace unos años y que fue un rotundo fracaso: Sorprenden visualmente con un guión tan complejo como inverosimil. Película de ciencia ficción donde los protagonistas parecen estar metidos en un bucle, aunque parta de una idea tan interesante como poco aprovechada: Las sectas. Ni es Red State, ni The sacrament, ni La invitación ni mucho menos le llega ni a la suela de los zapatos a Martha Marcy May Marlene. La película adolece de ritmo, de gancho y de lo único que lo podría sostentar: el suspense. Se va diluyendo en un puzzle tan complejo y repetitivo que acaba agotando al espectador.

Thelma

Lo nuevo de Joaquim Trier (Respire, Oslo 31 de agosto). Con una direccion magistral se nos cuenta este cuento a caballo entre Carrie y La vida de Adele. Una muchacha (increible interpretación, sutil y perfilada de la joven Eili Harboe). Con un nivel visual arrebatador y sobre todo con algunas escenas que pasarán a ser las mejor rodadas del año, conocemos a Thelma, una muchacha retraída y educada y “conservada” en una familia de ancestrales convicciones ultracatólicas y que comienza sus estudios universitarios desconociendo su pasado y esa sensación extraña que acaba siempre con ella desmayada y que suele provocar cambios climatológicos e incluso hacer desaparecer a gente, en su alrededor. Thelma explora la libertad y la adolescencia desde un punto de vista dramático y también científico. Desde lo sobrenatural hacia lo particular.

Siete hermanas

La introducción de esta película dirigida por Tommy Wirkolano tiene nada que ver con el resto de la película. Lo que parece un cuento distópico y leno de mensaje político y social con una Noomi Rapace con siete rostros diferentes y con un Willen Dafoe ejerciendo de padre político de estos siete seres escondidos se va convirtiendo con el pasar del metraje en un pseudothriller sin intriga, con pésimas elecciones de guión, con diálogos absurdos y resoluciones más bien maniqueas y pobres y por su previsibilidad, cae del lado de las peores películas del certamen. Recordemos que lo iba a cerrar Pacific Rim Resurrection pero finalmente tuvieron que hacerlo con esta obra. Destacar únicamente los diez minutos iniciales, el trabajo actoral de Rapace y por las risas provocadas una caricaturesca, exagerada y bochornosa Glen Close, y duele decirlo, la verdad.

 

Y con esto terminamos la 15ª Muestra Syfy, con una de las mejores programaciones de los últimos años y con al menos tres películas maravillosas: How to talk to girls at parties, Thelma y Brawl in cell block 99. Hasta el año que vine Mandanguers!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.