12º Festival de Sevilla Seff 2015: Sección Oficial 4

Finalizamos ya nuestro pequeño análisis de la sección oficial del SEFF 2015, con los nuevos trabajos de Yorgos Lanthimos, Roberto Minervini y Radu Muntean. En la sección oficial fuera de concurso hemos podido ver El tiempo de los monstruos y C’est l’amour.

 

THE LOBSTER

Venir de rodar Canino no tiene que ser fácil para nadie. Ni para Yorgos Lanthimos ni para nadie. Y aquí se enfrentaba al primer proyecto con dinero americano y con protagonistas internacionales: Rachel Weisz y Colin Farrel. Sin perder su espíritu extravagante y único, su cine personal y con un humor gris o al menos cercano al negro; Langosta

Narra una historia de amor no convencional, ambientada en un mundo distópico, en el que según las reglas establecidas, los solteros son arrestados y enviados a un lugar donde tienen que encontrar pareja en un plazo de 45 días. El tema central es la soledad, el temor a morir solo, a vivir solo, y también al temor a vivir con alguien.

 

ONE FLOOR BELOW.

Radu Muntean nos presenta otra cinta que sin ser redonda es muy interesante. Nos plantéa como siempre conflictos éticos y existenciales. Y desde una familia común.

Tras ser el único y desafortunado testigo de una pelea doméstica que termina en un asesinato, Patrascu se encuentra en desacuerdo con dos vecinos muy cercanos: uno es el extraño asesino, el otro su propia conciencia.

 

THE OTHER SIDE.

En un territorio invisible, al margen de la sociedad, a caballo entre la ilegalidad y la anarquía, vive una comunidad doliente que trata de reaccionar ante una amenaza: el olvido de las instituciones mientras violan los derechos de la ciudadanía. Veteranos desarmados, adolescentes taciturnos, drogadictos que buscan en el amor una vía de escape a su dependencia, ex-combatientes de las fuerzas especiales que aún siguen en guerra con el mundo, jóvenes mujeres y futuras madres sin rumbo, ancianos que aún no han perdido las ganas de vivir…

 

EL TIEMPO DE LOS MONSTRUOS.

Un monstruo para contentar a todos. Felix Sabroso se enfrenta en esta primera película en solitario (tras el fallecimiento de Dunia Ayaso) a una historia que le llevaba persiguiendo desde que tenía 23 años y se vino a vivir a Madrid. De una cita de Gramsci en la que se elude a los monstruos que surgen entre el final de una época y el principio de otra, el cineasta nos lo cuenta desde el proceso creativo. Desde guionistas e intérpretes, desde directores y creadores de una historia audiovisual que se unen en una mansión por el aparente fallecimiento de uno de ellos. Fascinante. Lo mejor del cine español seguramente estrenado en España en 2016.

Víctor, que dice haber rodado algunas películas que no ha conseguido estrenar, reúne alrededor de su lecho de muerte a sus más fieles colaboradores, con el fin de representar su obra póstuma. Su esposa Clara, una mujer rica en busca de su identidad; Andrea, una actriz que llega acompañada de su dentista; Raúl, su fiel guionista y amigo, que acude con su pareja, una dibujante frustrada e insegura. Además, están Fabián y Marta, dos miembros del servicio que actúan como enfermeros. Todos participan de una insólita convivencia que será como el rodaje de una película, en la que tiene lugar un confuso debate sobre sus relaciones y el origen de su inquietud frente a la actividad creativa.

 

C’EST L’AMOUR.

No pienso hablar de esta película. No es que me haya aburrido ni me haya parecido mala, es que me ha parecido algo que olvidar y eso pienso hacer. A veces, con el amor también es lo mejor. C’est l’amour.

“Esto es el amor”, proclama Vecchiali en su título, para pasar a exponer lo que, a su parecer, es este potente vínculo: algo complejo, cambiante, que adopta misteriosas formas y variados objetos resis- tiéndose a encasillarse. Una pareja. Ella se cree engañada y se pro- pone engañar, cayendo en su propia trampa y terminando dividida entre dos hombres. Este segundo hombre desgarra a su vez el amor todavía vivo hacia su protector. Pues es bien sabido que todo tiene que cambiar para que todo siga igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *