11º Festival de cine Europeo de Sevilla: La sección oficial despega fuerte.

Lo vengo diciendo desde que algún subnormal decidiera prescindir de Jose Luis Cienfuegos al frente del Festival de cine de Gijón; y desde que en el mismo 2012, él mismo se hiciera cargo del Festival de cine de Sevilla. Este festival sube como la espuma. Desde que él se ha puesto al frente, la programación de esta cita no tiene nada que envidiar a la de los grandes festivales y de hecho si exceptuamos la sección Perlas de San Sebastián, casi cualquier sección de Sevilla le da mil vueltas a la cita donostiarra. Y esto son palabras mayores.

Sólo en sección oficial, se agolpan 17 nombres, entre lo más granado y laureado del año en todo el mundo. Veamos los 6 primeros ejemplos de esta sección oficial, que ya ha despegado, por orden de preferencia:

1) LEVIATHAN de Andrey Zvyagintsev. Cuarta película de este maestro ruso, por muchos sabido, uno de nuestros preferidos, y además imagen de Cineysefeliz, tras El regreso, una de las mejores películas europeas de la historia del cine reciente. Después vinieron: The Banishment, Elena y por fin Leviathan, no confundir con ese documental ensordecedor y con imágenes fascinantes en un barco. Entendamos primero que este director ruso sigue la técnica de maestros como Tarkovsky o Kubrick y una vez sabido eso, recordemos que el Leviathan es una bestia marina del Antiguo Testamento, asociada con Satanás y creada por Dios. Era sin duda una de las películas más esperadas del Festival de cine de Cannes. Consiguió allí el Premio al mejor guión. No confundir con el documental de ruido ensordecedor y de planos imposibles del 2012 con el mismo título. El cineasta sigue la estética de su maestro (y quizás de todo el cine ruso y buena parte del exterior: Andrei Tarkovsky) y también el saber estético del mismísimo Stanley Kubrick. Cuanta maldad, cuanto sufrimiento, hay en el mundo terrenal y en las profundidades marinas. El mar ruge. Lo hace en esos parajes de ensueño que abren y cierran este cuento. Las olas rompen con fuerza ante el impulso del mal; ante la llegada del pecado. La infidelidad, la codicia, la blasfemia, la mentira se se unen a una familia que podría pasar de tenerlo todo a no tener nada. Zvyagintsev es un genio de los paisajes y de cómo afectan a los interiores. Es una maestro del continuo movimiento, del tránsito, de los viajes físicos y emocionales; por tanto, de los cambios. La actuación del pobre hombre protagonista al que el diablo parece gastarle una pesada broma llena de recovecos, es magistral. Es amo y señor del pecado de Adán y Eva, como si tuviera que guardar penitencia por todo el mal mundano. Y las olas vuelven a rugir porque Leviathan no ha terminado de actuar. Simplemente asombrosa y necesaria.

 

2) TOURIST de Rubén Oustlund. Recientemente junto a Leviathan nominadas a mejor película y director en los Premios de cine europeo y no nos extraña nada. Ruben Oustlund concursa en Sevilla con esta cinta sueca. Por muchos periodistas corroborado lo mejor que tiene esta cinta es generar esa atmósfera inquietante y malsana de angustia y del qué pasará más propia del cine de Michael Haneke. Premio del jurado en Un certain Regard del pasado Festival de Cannes: una estación de esquí, una familia “perfecta” y pudiente. Cinco días esquiando, cinco días al año en los que por fin puede estar toda la familia unida (debido al estresante trabajo del progenitor). Una avalancha física y emocional que está dispuesta a poner su vida patas arriba. Cuando todo lo que has ido construyendo en todos estos años se desmorona a la misma vez que una montaña de nieve; cuando debes explicar la sinrazón de tus acciones a personas que hasta ahora te habían confiado hasta la vida; debe ser que en realidad no eras tan buen padre de familia. Lo mejor es ir a ver esta cinta casi virgen: Esperar a que surjan los conflictos: ¡Y vaya si los hay! Guión milimetrado para ir revolviendo la avalancha y para recordar que todos tenemos un Peter Pan dentro incapaz de madurar, de decir la verdad y de comportarse como lo haría un héroe en muchas ocasiones de la vida. Turista casi de sí mismo; extranjero de sí mismo, porque empieza a ser consciente de quien es partir de unos hechos traumáticos. Aunque esta película debiera haberse llamado Avalancha, si bien no jugaría la baza de la sorpresa. Trauma hubiese sido también un título acertado, pero lo que está claro es que es un gran film.

http://youtu.be/ziSahdXcgbo

3) THE KINDERGARTEN TEACHER de Nadav Lapid. Es una coproducción israelí-francesa que con mimo y sensibilidad nos narra un hecho potencialmente delictivo. Con cinco años, es difícil conocer genios de la poesía; la música es más prolíga en estas dotes. No podemos imaginar a un niño caminando pensativo de un lado a otro diciendo: Tengo un poema, casi de la misma manera que pide ir al baño. Este niño es un genio y eso en la sociedad del hoy ni se respeta ni se aguanta ni se sabe gestionar. De la ignorancia a la risa, pasando por la explotación infantil. Desde la admiración a la obsesión pasando por el delito. Esta profesora no sabemos si salva a este chaval pero lo que sí sabemos es que para lograr sus fines, decide secuestrarle. Un maestro/a debe ayudar a sensibilizar, a canalizar las emociones y sobre todo debe encontrar esas sensibilidades y esos potenciales creadores que aunque con el paso del tiempo sean cada vez más minoritarios; son en realidad el motor para que la sociedad actual no se decapite ante la sobreexposición a las tecnologías y a las máquinas, a la renuncia del nosotros; para convertirse en una defensa a ultranza del egocentrismo y la pérdida de sensibilidad. En definitiva, y para que no os perdáis, entre reflexiones de crítico pedante: La película plantea el dilema de si lo que hace la mujer es salvarle de esa sociedad maldita o simplemente explotar al niño o incluso secuestrarle. Gran trabajo con los críos a los que no tiene que ser nada fácil manejar a esas edades.

4) MISUNDERSTOOD de Asia Argento: Se presenta en sección oficial una cinta a la que su padre no nos tiene acostumbrados: La hija del maestro del giallo italiano Dario Argento, nos cuenta aquí la historia de una niña que necesita amor y cariño, y sobre todo comprensión. Lo más conseguido de esta cinta es un estudio de personajes muy logrado. Los padres jóvenes y fantasiosos que no se quieren, el padre rico y famoso; la madre que va de hombre en hombre y tira porque le toca; la niña que grita que no la entienden; la que se enamora pero no la corresponden; la amiga que es su ángel de la guarda hasta que llega el gato y hasta que acaba traicionándola. Otro acierto de la cinta es esa forma de cine de xavier Dolan, esteticista y melómana. Y lo que no funciona es que lo hemos visto mil veces y mejor narrado. Niñas y niños diferentes a la norma que son ninguneados y que necesitan a quienes les rodean. Juega a vivir sin red para las consecuencias. Y entre medias, la vida real, luces y sombras, la insoportable levedad del ser y una incontinencia e inconsistencia, educativa preocupante. Son despreciados y están perdidos. Y lo peor es que lo permitimos.

5) AMOUR FOU de Jessica Hausner. La cinta presentada en Un certain Regard viene firmada por la directora austriaca Jessica Hausner que ya consiguiera el Giraldillo de Oro a la mejor película en Sevilla por Lourdes. No es sencillo realizar una película sobre los artistas románticos; una cinta de época en la que unos y otros coquetean con la muerte. Heinrich desea morir y como buen romántico desea hacerlo desde el amor, desde la compañía de alguien que también quiera poner fin a su experiencia terrenal. Ese momento, que para él será “El principio de todo” lo desea compartir con su prima Marie, pero ella no decide acompañarle. Un alma más (sólo en este determinado caso, no pienso en absoluto que el suicidio sea un acto de debilidad, totalmente lo contrario), enferma ya, decide también jugar con él a la muerte; aunque nadie lo entienda; aunque no puedan vivir para contarlo. No seré el primero que afirme que el cine de Hausner es pausado, denso y estático y, por tanto, no parece el más indicado para las 9 am, que es las horas a las que paradójicamente proyectan estas películas. Por todo lo demás un intento loable de atraer hacia una temática apasionante. Lo que está más acertado aparte de la estética, son las interpretaciones y la ambientación. Lo que carece bastante de sentido son los diálogos y la ausencia de intensidad en los personajes.

6) SAINT LAURENT de Bertrand Bonello. No es santo de mi devoción el mundo de la moda, por mucho que la sociedad nos haya acostumbrado a ir conjuntados y a renovar el vestuario,  en definitiva, gastar con el paso de los años no, sino de los meses. Y entonces llega la noticia de que sobre el modisto francés por excelencia: Yves Saint Laurent se realizarán dos proyectos cinematográficos. El primero se estrenó el mes pasado con el título Yves Saint Laurent, y es mejor olvidarlo por completo. El segundo, el que nos ocupa concursó en la Sección Oficial del Festival de cine de Cannes y que viene firmado por el realizador francés Bertrand Bonello. Representa a Francia en los Oscar. Es sutil, estudiada, transmite veracidad y sobre todas las cosas está muy bien rodada, como no podía ser de otra manera viniendo del responsable de L’apollonide (Casa de tolerancia) que es una pequeña maravilla reciente del cine francés. ¿Y entonces cual es el problema? Pues básicamente que no nos interesa lo más mínimo esta historia, solamente lo hacen los excesos de Saint Laurent, su homosexualidad y su extravagancia (en esa cuidada mímesis de Gaspard Ulliel) pero no es suficiente como para que la película sea un triunfo. Ni siquiera con una dirección exquisita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *